“Un insulto, un agravio”: denuncian la liberación de “Pakito” en el aniversario de la matanza de Zaragoza

La AEGC lamenta que se le haya concedido el tercer grado al cabecilla que ordenó el atentado

Thumbnail

El día que se cumple el 33 aniversario del atentado de Zaragoza contra la Guardia Civil, uno de los cabecillas que ordenaron la acción criminal,sale de una cárcel, también en Zaragoza (la de Zuera), al serle concedido el tercer grado penitenciario. Agentes de la Benemérita denuncian lo que consideran un insulto y un agravio.

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) señlala en un comunicado que “ tristemente nos cuesta mucho respetar la decisión judicial que ha concedido al etarra, asesino convicto, Francisco Mújica Garmendia el tercer grado. Somos conscientes que los tiempos judiciales son los que son, pero los jueces de la Audiencia Nacional deben comprender que conceder el tercer grado a este asesino el mismo día que se cumple el 33 aniversario del atentado de la Casa Cuartel de Zaragoza, del que fue autor, es un insulto y un agravio a sus víctimas: 11 muertos, de ellos cinco menores, y los 88 heridos de aquel fatídico 11 de diciembre”.

“En AEGC no comprendemos como después de que el Tribunal Europeo de Estrasburgo rechazara la petición del abogado del etarra de una rebaja en su condena al final este asesino se vaya a librar de cumplir el máximo de su condena. Nunca estas preparado para ver salir de prisión al asesino de tus compañeros sin que haya mostrado un atisbo de arrepentimiento, pero es aún más difícil de aceptar que se le han regalado cinco meses de libertad, porque no tendría que haber salido antes de abril de 2021″.

“Queremos recordar a todas las víctimas de este terrorista que la causa no está cerrada. AEGC espera ver pronto sentado ante la justicia al autor intelectual del atentado, Josu Ternera, y espera conseguir la máxima condena posible para el. Las víctimas de la Casa Cuartel de Zaragoza siguen esperando justicia 33 años después”.

“Por último desde AEGC pedimos a la Fiscalía que no permita que se lleven a cabo más homenajes a estos asesinos y que de producirse algún acto de exaltación a Francisco Mújica Garmendia tome buena nota y abra las diligencias oportunas, sus víctimas no merecen más humillaciones y su deber es impedir que estas queden impunes”.