El Ejército investiga el sorteo de una prostituta en el cuartel barcelonés de El Bruc

Ha denunciado ante la Fiscalía que algunos militares sorteaban los servicios de una “dama de compañía” para pagar la fiesta de su unidad

El Ejército de Tierra ha puesto esta mañana en conocimiento de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) el sorteo de una prostituta entre algunos militares del cuartel de El Bruc de Barcelona para recaudar fondos para las fiestas de su unidad.

Así lo han confirmado fuentes del Ejército de Tierra después de que se conociera que dos uniformados, un cabo y un sargento, plantearon el pasado día 22 de noviembre a varios de sus compañeros a través de un grupo de Whatsapp participar en el sorteo de una “dama de compañía” para el ganador con motivo del día de la Inmaculada, patrona de Infantería, según ha avanzado el diario Ara.

A cada miembro que hubiera pagado los 25 euros que costaba la comida de la unidad con motivo de esta festividad le correspondía una papeleta, aunque si no se asistía a la celebración, el precio del sorteo era de 3 euros.

Anunciado con un cartel

En este chat privado, en el que habría efectivos del Regimiento de Infantería “Barcelona” nº 63, compartieron imágenes de la prostituta, los servicios que ofrecía, y también habrían colgado un cartel en la cantina del cuartel anunciando la rifa.

Fuentes del Ejército de Tierra apuntan a este periódico que “no se tiene constancia formal de que se hayan producido los hechos descritos, ya que las conversaciones aludidas no han tenido lugar en ningún chat oficial de la unidad”. Y añaden, sobre la presencia del ciado cartel anunciándolo dentro de las instalaciones, “no está probado”.

Eso sí, hacen hincapié en que “ante la posibilidad de que se haya empleado un grupo de chat particular en el que supuestamente participan algunos militares de tropa de la unidad de forma presuntamente atentatoria contra los valores de la institución, el Ejército de Tierra pondrá los hechos de forma inmediata en conocimiento de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña”, algo que, confirman, han hecho esta misma mañana.

Además, en el propio chat varios de sus miembros mostraron su desacuerdo con esta práctica. Alguno aseguraba que sobrepasaba los “límites éticos” y otros denunciaban que se promoviera la prostitución en un cuartel del Ejército.