“Pensamos que era el fin del mundo”. Así fue el asedio que dejó 6 muertos en un pueblo de Colombia

Un grupo de encapuchados lanzó granadas y remató a los moribundos un poblado rural en el suroeste del país. El Ejército cree que podría ser obra de las disidencias de la guerrilla de las FAR

La violencia en Colombia no da tregua. Al menos seis personas han sido asesinadas este domingo en una zona rural Munchique, en el departamento de Cauca, en el suroeste de Colombia, y han apuntado a una de las disidencias de las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) como posible responsable.

El periódico El Tiempo de Colombia explicó que durante unos 30 minutos no cesaron las ráfagas de fusil contra las viviendas de ladrillo del humilde poblado de Munchique. También hubo estallidos de granadas. Había una nube de pólvora en el cielo y ríos de sangre en el suelo, relata el periódico. Al fondo se veía a un grupo de encapuchados disparando a diestra y siniestra. “Los hombres estaban encapuchados, pero nunca se identificaron. A quienes estaban moribundos les tocaban el pulso, si no habían muerto los remataban, como animales”, contó uno de los supervivientes.

En el interior de la casa había unos veinte jóvenes, según el relato de uno de los logró escapar. Estaban jugando con gallos y muchos de ellos se ganaban la vida en la minería. Había niños de 9 años y el más mayor contaban 26. Los que sobrevivieron pudieron escapar corriendo por un barranco. Uno de los supervivientes contó que intentó arrastrar a su hermano herido y ponerlo a salvo, pero la furia del ataque no se lo permitió. El joven moribundo le dijo: “váyase o vamos a terminar los dos muertos”.

La noticia se ha hecho pública a través de las redes sociales cuando una reconocida líder social de Cauca, Francia Márquez, alertó a través de su cuenta de Twitter a las autoridades acerca de estos hechos. Horas después, el Defensor del Pueblo se pronunció al respecto y adelantó que “un grupo armado ilegal” lanzó una granada y disparó con armas de largo alcance causando la muerte de estas seis personas, así como otra cifra de heridos, que está todavía por determinar.

Las primeras pesquisas apuntan a que detrás de este último crimen podría estar la disidencia ‘Jaime Martínez’ de la disuelta guerrilla de las FARC, pues Munchique, señala el Ejército, según medios locales, es una de las zonas de actuación de este grupo armado.

“Rechazamos de manera rotunda estos hechos de barbarie que hoy golpean a nuestra comunidad”, ha condenado el alcalde de Buenos Aires, la ciudad a la que pertenece este municipio, Óscar Edwin López. En ese sentido, López ha hacho un llamamiento al Gobierno de Colombia y al resto de autoridades, tanto locales como internacionales, para llevar a cabo medidas “para construir escenarios de paz” en una región que ya vivió un episodio similar el pasado mes de abril, cuando otras tres personas fueron asesinadas.

En el último mes, Colombia sufre un repunte de la violencia en las regiones rurales del país, que tradicionalmente han sido escenario de las disputas entre grupos armados ilegales a causa de las rentas de los cultivos ilícitos y las rutas del narcotráfico. Sólo en agosto se han cometido más de ocho masacres. De acuerdo con los datos del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (INDEPAZ) esta última es la número 60 en lo que va de año, siendo Cauca, una de las regiones más afectada por este tipo de asesinatos colectivos, junto a Antioquia y Nariño.