¿Por qué la ONU sigue considerando al Sáhara Occidental una colonia española?

Es el único de los 17 territorios no autónomos que tiene como potencia colonial a España

Imágen de archivo de un campamento de refugiados en el Sáhara Occidental

El Sáhara Occidental es uno de los 17 territorios de todo el mundo considerados como una colonia por el Comité Especial de Descolonización de Naciones Unidas. La última que queda en el continente africano y la única de los 17 territorios no autónomos que tiene como potencia colonial a España.

España se convirtió en la potencia colonial del Sáhara Occidental tras la Conferencia de Berlín (1884-85), un encuentro en el que las potencias europeas se repartieron África como si de un pastel se tratara. Desde entonces gestionó este territorio, que llegó a tener el estatus de provincia a partir de 1958.

Naciones Unidas creó en 1961 el Comité Especial de Descolonización, para impulsar el proceso de autodeterminación de los muchos territorios no autónomos que todavía quedaban en el mundo. El entonces conocido como “Sáhara Español” entró en esa lista de territorios no autónomos.

El 14 de noviembre de 1975, la España de Franco, que moriría seis días después, decide abandonar a su suerte su colonia. Ante la presión de la ONU para acabar con la colonización y la de los países vecinos del Sáhara que reclamaban el territorio y tras la Marcha Verde, España firma con Marruecos y Mauritania el Acuerdo de Madrid, que preveía un referéndum de autodeterminación, y retira sus fuerzas. Los dos países vecinos se reparten el Sáhara, quedándose la mayor parte Marruecos.

Desde entonces el 80% del territorio ha estado ocupada por Marruecos, que se disputa el control con el Frente Polisario que ha autoproclamado la República Árabe Saharaui Democrática.

Sin embargo, Naciones Unidas considera nulo el Acuerdo de Madrid: España no podía transferir la soberanía a Marruecos y Mauritania, y por tanto la cesión de la administración no altera el estatus de territorio pendiente de descolonizar del Sáhara Occidental. Por tanto, Naciones Unidas considera que España es la potencia administradora, a pesar de que Marruecos ejerza el control sobre el territorio, y que sigue teniendo la obligación de garantizar la descolonización de la colonia.

La salida de esta situación pasa por la autodeterminación del Sáhara Occidental, para cuya consecución el Consejo de Seguridad de la ONU puso en marcha en 1991 una misión de paz —la MINURSO— que todavía no ha conseguido su propósito. El 31 de octubre 2020, se prolonga la misión de paz por un año, como en los últimos 29 años, ante la falta de acuerdo sobre el estatus del territorio y la composición del electorado para el referendo de autodeterminación.