Villegas apunta a las imprudencias como principales focos de los rebrotes

“Nada servirá si no hay la disciplina social que demostramos en la primera oleada”, ha dicho el consejero de Salud

Los rebrotes de coronavirus en la Región de Murcia no son debidos a la falta de rastreadores, sino que, en su gran mayoría, “a la imprudencia e irresponsabilidad de un sector de la población que tenía que haber hecho cuarentena y no la hizo”. Así de contundente se ha expresado hoy el consejero de Salud, Manuel Villegas, durante una comparecencia en la Asamblea Regional a petición propia para explicar a los grupos parlamentarios la labor sanitaria que ha llevado a cabo la Comunidad durante los últimos meses.

El consejero ha recordado que en la actualidad hay 3.903 casos activos en la Región, se han realizado 157.000 pruebas PCR y hoy en día hay 207 personas ingresadas, de los cuales, 36 están en la UCI. Por ello, ha indicado que el incremento de casos llevó a establecer una nueva organización de los equipos de Atención Primaria y a la creación de puntos Covid.

En ese sentido, se instalaron 9 puntos Covid permanentes “que garantizan la realización de pruebas PCR de forma segura”. Además, también se han instalado puntos Covid extraordinarios en puntos con incremento de casos como Lorca, Mazarrón, Totana, Murcia, Molina, Lorquí y Las Torres de Cotillas.

De la misma manera, también ha achacado a la población en “peor situación socioeconómica” la existencia de más del 50 por ciento de los casos en la segunda oleada.

Villegas ha apuntado a los ciudadanos que viven en viviendas pequeñas y que están empleados en puestos “con hacinamiento”, que representan más de la mitad de los casos en la segunda oleada, según ha declarado.

“Si no hacemos nada, habría un colapso sanitario en dos meses y las medidas que ahora nos parecen desproporcionadas sirven para frenar una curva peligrosa”, ha sentenciado el titular de Salud antes de pedir a la sociedad y a los partidos políticos “estar unidos” para poder salir de esta situación.

Asimismo, ha concretado que las UCI y las ambulancias cuentan con 747 respiradores, que hay 148 camas de cuidados intensivos en los hospitales regionales, con capacidad para triplicar estas plazas, y que han “fortalecido” los centros de salud con 170 profesionales más.

“Sin embargo, nada servirá si no hay la disciplina social que demostramos en la primera oleada”, ha enfatizado Villegas tras asegurar que los rebrotes en la Región de Murcia no están causados por la falta de rastreadores, sino por la “imprudencia” e “irresponsabilidad” de una parte de la población.

Réplicas de la oposición

Aunque desde el PSOE, José Antonio Peñalver, ha reconocido la labor del consejero de Salud en la gestión de la Covid-19, considera que ahora la contención del virus “se les está yendo de las manos”.

El parlamentario ha dicho que a pesar de que se ha aumentado el número de pruebas que se realizan “siguen siendo insuficientes y se tardan en realizar más de lo que dicen los protocolos”.

Al Gobierno regional le ha pedido que haya “mayor coordinación con los municipios” y que se cree una bolsa de rastreadores “para que estén formados y se puedan ir contratando; se supone que el Gobierno regional garantizó ante el Ministerio que tenía suficientes”.

El portavoz de VOX, Juan José Liarte, ha pedido al Gobierno regional valorar si las medidas que se han adoptado o que se vayan a adoptar en el futuro se ajustan a la situación que se vive en la Región.

Ha pedido no dejarse llevar por las “inercias o presiones externas” y que las medidas adoptadas “guarden una razonable relación de proporcionalidad”. Además considera que en la Región debería existir un comité científico para evaluar la expansión de la Covid-19.

Durante su intervención también ha recordado que en la Región se llegaron a los 344 nuevos positivos la semana pasada, “la tasa más alta en la Región desde el inicio de la pandemia”. Ha recordado que ya son 8.834 casos positivos, hay 159 fallecidos y se han realizado 154.312 PCR.

La portavoz de Podemos, María Marín, ha pedido al Gobierno regional que “se eche a un lado si no sabe gestionar” la crisis provocada por la Covid-19. La parlamentaria considera que el Gobierno regional tiene un “delirio negacionista que le impide reconocer y afrontar los problemas hasta que les estallan”.

Marín les ha echado en cara que se afirmó que se disponían rastreadores “de sobra, pero fuimos la primera región en pedir los rastreadores del ejército”.

Según ha dicho, “Murcia es la cuarta comunidad con menos rastreadores por habitante y es la cuarta que menos tests PCR realiza”, ha dicho añadiendo que se están haciendo 83 tests por cada 100.000 habitantes y criticando que en la Región no se realicen pruebas para detectar a asintomáticos.

Por parte de Ciudadanos, Juan José Molina, ha mostrado su apoyo al consejero de Salud para ayudarle a combatir la pandemia. Según ha dicho hay que “ahondar en lo que hicimos bien y adoptar lo que no hicimos pero que funciona en otros sitios”.

El parlamentario ha pedido “no ser rácanos en las soluciones, aunque sean costosas” y ha reconocido que en esta situación se ha utilizado la Atención Primaria “de una manera modélica, reforcemos esa línea”.

La diputada del PP, Mari Carmen Ruiz, ha alabado la “transparencia” del Gobierno regional en la gestión de la crisis. “El Gobierno de López Miras traslada la información de forma clara. Cada día se da cuenta a los ayuntamientos de la Región de estos casos, no cabe el sectarismo, tenemos que estar todos a una”, ha pedido.

Durante su intervención ha recordado que cada día en la Región se hacen casi 3.000 pruebas PCR “y en septiembre se van a duplicar”, ha mencionado también otras medidas como la reducción del aforo en locales de hostelería o el cierre de locales nocturnos.