La Región de Murcia reabrirá la hostelería en una decena de municipios este sábado

El Comité de Seguimiento prorrogará el confinamiento perimetral hasta el 9 de diciembre

El consejero de Salud, Manuel Villegas (i), y el presidente de la Región de Murcia, Fernando López MirasLa RazónLa Razón

A partir de su publicación en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM) desde la medianoche de este viernes la hostelería murciana podrá reabrir sus servicios a la ciudadanía en los municipios cuya tasa de incidencia sea menor a la recogida en una guía que marcará una nueva «desescalada» en los diferentes municipios de la Comunidad. Por el momento, solo Águilas, Ulea, Ojós, Abarán, Beniel, Cartagena, Lorquí, Molina de Segura, Pliego y Santomera podrán reabrir de nuevo sus terrazas al público al encontrarse dentro de los índices de baremación de la guía epidemiológica.

Así lo anunció esta tarde el presidente del Ejecutivo murciano, Fernando López Miras, quien junto al consejero de Salud, Manuel Villegas, y el portavoz técnico del Comité de Seguimiento Covid, Jaime Pérez, también ha adelantado que el confinamiento perimetral tanto de la Región como de cada uno de los municipios, así como el toque de queda desde las 23:00 horas, se prorrogará hasta el 9 de diciembre, una vez que pase el puente de la Constitución previsto para el 6 y 8 del próximo mes.

Después de que el pasado 7 de noviembre los locales de restauración tuvieran que echar el cierre como medida cautelar por el alto índice de contagios detectado en este ambiente, a partir de este sábado podrán reabrir sus puertas únicamente permitiendo el servicio en terraza y con un aforo determinado, permaneciendo así el servicio en barra y el interior de los locales cerrados al público.

Este umbral específico por municipios fue una de las reclamaciones que el partido Ciudadanos, socio en el Gobierno regional, propuso el pasado lunes, pidiendo así el establecimiento de una serie de criterios que permitieran la relajación de las restricciones en los municipios con menos incidencia de Covid. Finalmente, el Comité de expertos de la Región dio por buena esta propuesta y cumple así con una de las reivindicaciones más destacadas de los últimos días por el propio sector hostelero.

Tal y como ha detallado el portavoz del Comité, la aplicación de restricción se baremará conforme a la incidencia acumulada de los últimos 7 días en casos por cada 100.000 habitantes, mientras que el levantamiento de las restricciones se hará en torno a los datos de los últimos 14 días.

Para ello, se han establecido cuatro niveles que estarán en «permanente revisión», basados en el estado epidemiológico y en la capacidad asistencial. Así, se valorará la incidencia en Baja (con menos de 75 casos por cada 100.000 habitantes), Media (entre 75 y 250 casos), Alta (con 250 casos) o Muy Alta (a partir de 500 casos), mientras que habrá dos niveles asistenciales: Fase 1 y Fase 2.

Medidas de restricción

Con respeto a los aforos, se ha detallado que en el ámbito de la restauración, queda prohibido el consumo en barra, y se limita al 30 por ciento en interior en los niveles de transmisión “Baja”, así como el cierre total del interior en los de “Muy Alta”. Además, no se podrá abrir la hostelería en ningún municipio que se encuentre en Fase 2 o superior.

Para las terrazas, el aforo será del 100 por 100 manteniendo a los clientes separados y sujetos a unas condiciones ya implantadas para las reuniones, es decir, de 6 personas como máximo por mesa.

Por otra parte, se limitará la apertura de los locales de restauración a las 23:00 horas, así como los comercios de servicios no esenciales.

Para los velatorios, no hay cambios, con un total de 15 personas de aforo en espacios cerrados, y de 25 para espacios abiertos.

Tampoco cambia el aforo en cines y teatros, cuya asistencia deberá ser del 50 por ciento del total de local, y para los congresos, encuentros, reuniones o eventos, se ha decretado que se haga de manera telemática.

Navidad «entrañable»

El presidente, por su parte, recordó que está en manos de todos avanzar en esta nueva desescalada, cuyo objetivo es el de celebrar «una Navidad no igual, pero lo más parecida y entrañable» a la del año pasado. «No podemos adelantar medidas a un mes y medio, pero el objetivo es que podamos cenar con nuestras familias y estar cerca de nuestros seres queridos».

Cs apela a la compatibilidad

Según el partido Ciudadanos, con esta decisión sanitaria se pone de manifiesto que “es posible compatibilizar las necesarias restricciones sanitarias con la actividad económica” manteniendo las máximas garantías de protección de la salud. “Se pueden salvar vidas y empleos, esto no es cuestión de medallas, es cuestión de implicarnos todos en la lucha contra el virus en todos los frentes. Nuestras propuestas eran sensatas y así lo ha entendido la comisión Covid, dándoles el necesario respaldo sanitario”, ha indicado la coordinadora de Ciudadanos, Ana Martínez Vidal.

Cree además imprescindible que la decisión venga acompañada por un plan de emergencia para aquellos municipios que continúen confinados y con hostelería cerrada para que la economía sobreviva.

“También se hace necesaria una intensa campaña de información a los ciudadanos sobre el uso correcto de las mascarillas y el respeto de las distancias de seguridad en restaurantes, terrazas y comercios. Necesitamos concienciar a los ciudadanos que solamente nuestro patrón de comportamiento marca la propagación del virus, que no entiende de horas o de tipos de comercio o restaurantes, sino que todo depende de nuestra responsabilidad individual para evitar su propagación”, ha apuntado Vidal.