“El juego de la oca” vuelve a televisión

Antena 3 lo emitió desde 1993 hasta 1995 y lo recuperó Mediaset en 1998

En 1993, se estrenaron dos de los programas más señeros de la cadena: "El juego de la oca" y "Lo que necesitas es amor"
En 1993, se estrenaron dos de los programas más señeros de la cadena: "El juego de la oca" y "Lo que necesitas es amor" FOTO: Archivo La Razón

Eran otras maneras de ver y hacer televisión. Allá por 1993 llegó hasta nuestras pantallas una auténtica revolución del entrenimiento de la mano de Antena 3, su nombre “El gran juego de la oca”, basado en el formato italiano “Il Grande Gioco Dell’Oca” creado por Jocelyn Hattab. Sus presentadores Emilio Aragón, Patricia Pérez y Lydia Bosch. Tras conseguir un éxito sin precedentes con tan sólo 39 programas y varias temporadas en varias cadenas, el programa desapareció. Ahora vuelve el programa pero para decepción del público español, se ha creado para Argentina...

Ha sido la cadena argentina Eltrece el que ha levantado la liebre al anunciar la emisión de una nueva versión de “El juego de la oca” con una gran promoción: “Prepárate para ver algo pocas veces visto en televisión. Llega el programa más espectacular para toda la familia. Un despliegue de producción sin precedentes. Juegos increíbles que pondrán a prueba a los participantes más audaces: agua, barro, viento y más desafíos que ni te imaginas”, reza la promo, que ha desatado una ola de nostalgia en las redes sociales. En esta nueva etapa, “El gran juego de la oca” estará presentado por Pollo Álvarez y Daniela La Chepi.

Durante el Festival de Televisión de Vitoria se le preguntó a Emilio Aragón, que promocionaba “BSO” de Movistar+, por la posible vuelta de formatos de éxito que había protagonizado como “Médico de Familia” y el propio “El Juego de la oca” y su contestación es la misma: “si es una cosa que está bien hecha y que está bien pensada...”. Al tiempo.

Qué recuerdos...

El concurso estaba basado en el funcionamiento delde mesa de ‘La Oca’ en el que hay un tablero con distintas ilustraciones y 63 casillas. Se eligen cuatro concursantes, cada uno representando un color, y tienen que intentar llegar los primeros al final de las casillas. Diferentes pruebas eran asignadas a cada casilla y había que ganar el reto para seguir tirando los dados gigantes. En cada programa, competían dos mujeres y dos hombres y todos ellos empezaban con una cantidad de dinero que les permitía apostar y afrontar los retos de cada turno. Los premios eran los de antes, pisos, coches y viajes.