• 1
A Tu Salud / 11/05/2017 06:42 R.S.  | Madrid.
Identifican por qué el cáncer de pulmón se hace «malo»

En un experimento de biólogos del MIT hecho en ratones

Tyler Jacks, director del Instituto Koch para la Investigación Integrativa del Cáncer en el MIT, autor principal del estudio
Tyler Jacks, director del Instituto Koch para la Investigación Integrativa del Cáncer en el MIT, autor principal del estudio
MIT

Se cree que el adenocarcinoma pulmonar, una forma agresiva de cáncer que representa aproximadamente el 40 por ciento de los casos de cáncer de pulmón en Estados Unidos, surge de tumores benignos conocidos como adenomas. Biólogos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), en Estados Unidos, han identificado un cambio importante que se produce cuando los adenomas se transforman en adenocarcinomas en un modelo de ratón de cáncer de pulmón, informa Europa Press.

Estos investigadores también han descubierto que bloquear este interruptor evita que los tumores se vuelvan más agresivos. Los fármacos que interfieren en este cambio pueden ser útiles en el tratamiento de los cánceres de pulmón de etapa temprana, según los autores de este trabajo, que se publica en la edición digital de este miércoles de ‘Nature’.

«Entender las vías moleculares que se activan cuando un tumor hace la transición de un estado benigno a uno maligno tiene importantes implicaciones para el tratamiento. Estos resultados también sugieren métodos para prevenir o interferir en el inicio de la enfermedad avanzada», dice el autor principal del estudio, Tyler Jacks, director del Instituto Koch para la Investigación Integrativa del Cáncer en el MIT.

El cambio se produce cuando un pequeño porcentaje de células en el tumor comienzan a actuar como células madre, lo que les permite dar lugar a poblaciones ilimitadas de nuevas células cancerosas. «Parece que las células madre son el motor del crecimiento tumoral, están dotadas de un potencial proliferativo muy robusto y dan lugar a otras células cancerosas y también a más células madre», dice otro del os autores principales, Tuomas Tammela, científico postdoctoral en el Instituto Koch.

En este estudio, los investigadores se centraron en el papel de una vía de señalización celular conocida como Wnt, que suele estar activada sólo durante el desarrollo embrionario, pero también es activa en pequeñas poblaciones de células madre adultas que pueden regenerar tejidos específicos como el revestimiento del intestino. Una de las principales funciones de la vía Wnt es mantener las células en un estado parecido a una célula madre, por lo que el equipo del MIT sospechó que Wnt podría estar involucrada en la proliferación rápida que ocurre cuando los tumores en etapa temprana se convierten en adenocarcinomas.

Los investigadores exploraron esta cuestión en ratones que están genéticamente programados para desarrollar adenomas pulmonares que, generalmente, progresan a adenocarcinoma. En estos roedores, encontraron que la señalización de Wnt no está activa en los adenomas, pero durante la transición, alrededor de entre el 5 y el 10 por ciento de las células tumorales se encienden en la vía Wnt. Estas células actúan entonces como un sinfín de nuevas células cancerosas.

Además, alrededor del 30 al 40 por ciento de las células tumorales comienzan a producir señales químicas que crean un «nicho», un entorno local que es necesario para mantener las células en un estado de células madre. «Si usted toma una célula madre de ese microambiente, pierde rápidamente sus propiedades de madre --detalla Tammela--. Tienes un tipo de célula que forma el nicho y luego otro tipo de célula que está recibiendo las señales del nicho y se comporta como una célula madre».

Aunque se ha detectado que Wnt impulsa la formación de tumores en algunos otros tipos de cáncer, incluyendo el cáncer de colon, este estudio apunta a un nuevo tipo de papel en el cáncer de pulmón y, posiblemente, otros cánceres como el cáncer de páncreas. «Lo que hay de nuevo en este hallazgo es que la vía no es un motor, sino que modifica las características de las células cancerosas y que cambia cualitativamente el comportamiento de las células cancerosas», dice Tammela.

Cuando los investigadores dieron a los ratones un medicamento que interfiere con las proteínas Wnt, encontraron que los tumores dejaron de crecer y los ratones vivieron un 50 por ciento más. Además, cuando estas células tumorales tratadas se implantaron en otro animal, fallaron a la hora de generar nuevos tumores.

Los investigadores también analizaron muestras de adenocarcinoma de pulmón humano y encontraron que el 70 por ciento de los tumores mostraban activación de Wnt y el 80 por ciento presentaban células de nicho que estimulaban la actividad de Wnt. Estos hallazgos sugieren que podría valer la pena probar inhibidores de Wnt en los pacientes con cáncer de pulmón de estadio temprano, dicen los investigadores.

También están trabajando en formas de administrar los inhibidores de Wnt de una manera más específica, para evitar algunos de los efectos secundarios causados por los medicamentos. Otra forma posible de evitar los efectos secundarios puede ser desarrollar inhibidores más específicos que sólo se dirigen a las proteínas Wnt que están activas en los adenocarcinomas de pulmón. El inhibidor de Wnt que los científicos usaron en este trabajo, que ahora está en ensayos clínicos para tratar otros tipos de cáncer, se dirige a las 19 proteínas Wnt. EP

destacados
TOSTADERO DE NOTICIAS
ÚLTIMOS VIDEOS
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
LOS BLOGS DE ATU SALUD
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...