• 1

Tips para limpiar el biberon nada más utilizarlo

En este artículo te indicamos los consejos básicos para la limpieza, cuidado y mantenimiento de los biberones.

  • Image

Tiempo de lectura 4 min.

24 de enero de 2017. 18:37h

Comentada
18/1/2017

ETIQUETAS

Durante los primeros días y meses de vida de tu bebé es importante mantener en buen estado los chupetes y biberones. Durante este tiempo, los bebés no han desarrollado por completo su sistema inmunológico, condición que les hace ser más indefenso ante agentes infecciosos.

Los expertos indican que pasados los 4 meses del bebé no es necesario (en ciertos casos se dejará bajo criterio pediátrico) esterilizar los biberones ya que el bebé debe entrar en contacto con las bacterias y gérmenes del entorno para que desarrolle adecuadamente su sistema inmunológico.

En este artículo te indicamos los consejos básicos para la limpieza, cuidado y mantenimiento de los biberones.

Limpieza del biberón cuando acaba de ser usado:

Cuando tu bebé haya acabado de tomarse el biberón hay que desechar los restos de leche o papilla y enjuagar con agua.

A continuación utiliza la escobilla específica para biberones junto con agua caliente y jabón, restregando por las paredes para eliminar los restos. Haz lo mismo con la tetina.

Aclara el biberón en agua abundante y dejar secar.

Una vez seco, guardar los biberones en un sitio destinado a ello.

Cada cierto tiempo y antes del primer uso es necesario esterilizar el biberón y tetina.

Para ahorrar tiempo, es recomendable disponer de varios biberones para tener siempre un biberón limpio disponible.

Si utilizas un método de esterilización, recuerda que para esterilizar un biberón previamente es necesario separar todas sus partes. A continuación se utilizará el sistema de esterilización elegido que puede ser:

En agua hirviendo: es uno de los métodos más comunes por sus ventajas: rapidez y bajo coste. El tiempo no debe exceder de 5 minutos y el agua debe estar hirviendo durante ese tiempo. Pasados los 5 minutos se sacan las partes (con cuidado de no quemarse, utilizando unas pinzas) y se dejan enfriar quitando al agua que haya podido quedar retenida. Como desventajas podemos indicar que es un proceso aparatoso y que puede aparecer depósitos de cal en el fondo del biberón.

Esterilización con microondas: este método necesita de un esterilizador especial para microondas, que consiste en un recipiente con agujeros en la base, donde se añade agua, se introducen las partes a esterilizar y se tapa. Es importante comprobar si el biberón es de poliamida, ya que en este caso no se puede hacer en el microondas; si en la parte inferior de la botella aparece un triángulo con las siglas PA, se deben utilizar otros métodos para evitar que se deteriore.

En frío: si el método elegido es esterilizar en frío, hay que usar productos específicos para ello. En el mercado se encuentra en distintos formatos: pastillas, líquidos...que se disolverá en agua previamente hervida para acabar con posibles gérmenes. Hay que procurar que el agua cubra de forma total los materiales. Una vez transcurrido el tiempo de esterilización (marcado por las instrucciones del producto) se aclara el biberón con agua hervida. No se debe utilizar una misma pastilla para varias esterilizaciones.

Tanto los chupetes como las tetinas de los biberones se deben guardar en un recipiente seco, limpio y tapado después de la esterilización. No es recomendable lavar los biberones en el lavavajillas, ya que utiliza productos agresivos y altas temperaturas que pueden estropear los materiales y disminuir su vida media. Del mismo modo, no es aconsejable lavarlos con detergentes ni disolventes.

Otras recomendaciones:

Lavarse las manos antes de sacar el biberón, chupete o tetinas del sistema esterilizador

Se recomienda cambiar el biberón cada mes y medio o dos meses, aunque la tetina se debería cambiar cada 25 días.

Cada vez que se utilice el biberón es recomendable realiza una inspección visual para comprobar que la tetina está correcta, sobre todo cuando el niño tiene dientes y puede morderla.

Nunca hay que utilizar sustancias dulces para mojar el chupete o la tetina, ya que puede provocar caries en el niño.

Recuerda que en tu farmacia tienes todo lo necesario para tu bebé: biberones, tetinas, chupetes de múltiples marcas, formas y tipos, esterilizadores y sobre todo tienes el consejo de tu farmacéutico que te ayudará a elegir lo que más se adapte a tus gustos o necesidades.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs