• 1

La ventana de la Asamblea

En este vídeoblog encontraréis todos los martes la actualidad de la Asamblea de Madrid, las decisiones más importantes que se adopten allí para mejorar la calidad de vida de los madrileños, la opinión del Grupo Parlamentario Popular y, por supuesto, incursiones en la vida política nacional.

  • Image

Cada día amanece gracias a Ciudadanos

true

Sobre el autor

Enrique Ossorio

Madrileño por adopción nacido en Badajoz. Licenciado en derecho y funcionario de carrera que, desde hace más de 20 años, ha tenido la satisfacción de trabajar por el bien común en gobiernos del Partido Popular, tanto en la Comunidad de Madrid como en la Administración del Estado. Padre de familia numerosa, soy amante del arte, la historia y la música clásica.

ETIQUETAS

Ciudadanos nos sorprendió hace unos días al anunciar que no pensaba apoyar los Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para 2018 salvo que se acometiera una rebaja inmediata del IRPF. La sorpresa se origina, en una primera lectura, por la circunstancia, no menor, de que Madrid es la región con los impuestos más reducidos de toda España.

El hecho de que una comunidad autónoma como Madrid disponga de un presupuesto es algo trascendente, porque su ausencia sería negativa para la consolidación del crecimiento económico y para la mejora de sus servicios públicos. Por tanto, solo un motivo de mucho peso podría justificar la decisión del partido naranja.

La posición de esta formación en la Asamblea de Madrid en materia fiscal ha sido muy discreta; primero, porque en el Acuerdo de Investidura sólo quisieron incluir el compromiso de no subir impuestos, olvidando la batería de rebajas tributarias que contiene el programa del Partido Popular. Además, durante los debates parlamentarios, Ciudadanos no ha defendido, frente a las feroces críticas de PSOE y Podemos, la bondad de las rebajas tributarias de los gobiernos del Partido Popular que han conseguido que Madrid sea la región con la fiscalidad más baja de España y la que más crece.

Si este ha sido el comportamiento de Ciudadanos en el pasado reciente, ¿por qué ahora imponen esa condición para apoyar el presupuesto autonómico? ¿Habrán visto la luz y considerarán, como siempre ha pensado el Partido Popular, que la baja fiscalidad es uno de los mejores activos para crear empleo y riqueza?

No creo que este sea el motivo, la forma habitual de actuar de Ciudadanos me indica que lo que han visto es un nuevo slogan que plasmarán en carteles, tuits y pasquines naranjas junto a un gran logo de su formación: “Gracias a Ciudadanos, Madrid tiene los impuestos más bajos de España”. Sinceramente, esta formación puede ahorrarse esta propaganda, Madrid tiene los impuestos más bajos de España mucho antes de que Ciudadanos existiera como formación política en la Comunidad de Madrid, y los madrileños lo saben. Los dirigentes de Ciudadanos, antes de entrar en política o cuando militaban en otros partidos, pudieron ver desde el sofá de su casa como los gobiernos del Partido Popular rebajaban los impuestos a los madrileños, un año sí y otro también, desde el año 2003.

Ciudadanos argumenta que la rebaja de impuestos es oportuna ahora porque la economía madrileña crece por encima de la media nacional y de los países más ricos de nuestro entorno. Y eso es totalmente cierto gracias a las políticas reformistas del Partido Popular, pero la formación naranja ignora que ese mayor crecimiento no revierte de manera directa en la Hacienda madrileña porque el nefasto sistema de financiación autonómica recorta de manera injustificada la mayor recaudación de IRPF, IVA e Impuestos Especiales que se obtienen en Madrid.

Resulta realmente chocante que Ciudadanos ponga en riesgo la aprobación del Presupuesto 2018 cuando en Andalucía mantiene un apoyo inquebrantable al Gobierno de Susana Díaz, votando de manera dócil en el Parlamento andaluz a favor de las propuestas de ese ejecutivo y el Grupo Parlamentario Socialista, en una región en la que los ciudadanos tienen que soportar un auténtico infierno fiscal. Prueba de ello es que muchos andaluces hayan tenido que renunciar a heredar, o entregar parte de estos bienes, para poder pagar el Impuesto sobre Sucesiones que les exigía la Administración andaluza. Es ahí donde Ciudadanos debería actuar con firmeza y a la mayor brevedad posible para reducir esa fiscalidad.

No es nueva esta actuación naranja. En enero de 2017 sorprendieron a propios y extraños afirmando que no votarían a favor del mismo salvo que hubiera wifi en toda la red de Metro de Madrid. La verdad es que siendo beneficioso que el wifi se extienda al mayor número de lugares, no parece que fuera una prioridad de entidad suficiente para provocar que la Comunidad de Madrid no dispusiera de un presupuesto en 2017. Pero, el oportunismo manda: “Gracias a Ciudadanos, el wifi llega a toda la red de Metro”.

Ahora, el oportunismo sigue mandando, y como el PP de Madrid ha prometido en su programa electoral que realizará una rebaja sustantiva de impuestos a los madrileños, Ciudadanos cambia de posición y exige la rebaja de impuestos que no quiso incluir en el acuerdo de investidura. Solo hay un motivo: añadir la rebaja de la fiscalidad a la lista de motivos por los que cada día amanece gracias a Ciudadanos.

La formación naranja debe madurar mucho. Debe olvidarse de votar siempre con PSOE y Podemos las propuestas de incremento de gasto injustificadas -cuantificadas en más de 1.000 millones de euros- y la creación de nuevos órganos y estructuras administrativas, porque esto no es compatible con exigir al Gobierno de Cristina Cifuentes que cumpla los objetivos de déficit, reduzca el endeudamiento y rebaje los impuestos.

Esta nueva maniobra oportunista ha pinchado en hueso: Los madrileños saben que el aprendiz no puede dar lecciones al Gobierno que mantiene en Madrid la fiscalidad más baja de toda España desde hace muchos años. Ya amanecía en Madrid mucho antes de que existiera Ciudadanos.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias