martes, 06 diciembre 2016
04:28
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Pádel

World Padel Tour

Oda al pádel entre cuatro colosos

ETIQUETAS

Título La Coruña
Título La Coruña

Pocos calificativos positivos alcanzan a definir lo que fue la final del Open de La Coruña, un partido entre cuatro genios, cuatro colosos, cuatro grandes palas que lo dieron todo, que ofrecieron un soberbio espectáculo entre cuatro paredes y que al final, dando igual vencedores que vencidos, se llevaron los applausos del respetable.

Y es que fue precisamente el público, y el pádel, quien ganó, porque tanto Fernando Belasteguín y Pablo Lima como Paquito Navarro y Sanyo Gutiérrez dejaron en suelo gallego casi tres horas de show al alcance de pocas disciplinas, si bien al final, ganaron los de siempre, los imbatibles números uno.

Tres sets (7-6, 4-6 y 3-6) que fueron una auténtica batalla sobre el coliseo de Galicia, donde Paquito y Sanyo ofrecieron un gran rédito en los dos primeros sets, consiguiendo incluso hacer perder el saque a Bela en varias ocasiones, y donde en el tercero ya todos jugaron a cara de perro y donde el ranking se impuso, aunque la balanza pudo haber caído para cualquier lado.

Bela admitía al terminar que si era por actitud "Paquito y Sanyo merecían ser los claros vencedores", pero el pádel no es solo actitud, sino también fortuna y trabajo, y en ese aspecto nadie gana a los 'Depredadores'.

Empezaron golpeando el español y el argentino en un set definido al tie break, un set muy peleado y que ya puso el nivel muy alto, con alternancias en el saque y, por el momento, midiéndose y sin desmelenarse más de lo necesario, guardando fuerzas para lo que vendría.

En el segundo, ya sobrepasada la hora de partido, Bela comenzó a sufrir algún que otro calambre en el cuádriceps, síntoma del cansancio, el esfuerzo y de que las piernas comenzaban a pesar, para todos. No obstante, la ayuda del fisio le permitió seguir y endosarse este segundo parcial para ponerlo todo como al principio, igualdad máxima y a comenzar de nuevo.

Y en el tercero, ataque total, fuerzas justas (no así las de Lima, quien defendía cada bola con agilidad felina y la consistencia de un auténtico muro) que producían más fallos de los que acostumbran a realizar y, por ende, mayor distancia en el marcador en favor de los más sólidos, que volvieron a ser el argentino y el brasileño, quienes sonreían tras errar Sanyo una bola al cristal que suponía el punto definitivo que les daba el título, curiosamente el primero de Bela en tierras coruñesas.

Otro torneo, otro show de pádel y, de nuevo, otra victoria de Fernando Belasteguín y Pablo Lima, una pareja no ya sólida, sino rocosa y efectiva al máximo. Hay que felicitar igualmente el gran torneo y la enorme final de Paquito y Sanyo, quienes han vuelto a demostrar que son una gran pareja que, en el futuro, puede llegar a consolidarse en lo más alto del ranking.

(@PadelSpain)

Vídeos

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN