miércoles, 24 mayo 2017
00:41
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Economía

La OCDE sube al 3,2% la previsión de crecimiento de España parra 2016

  • Mantiene su expectativa de un crecimiento del 2,3% en 2017 y anticipa una expansión del 2,2% para 2018

La economía española crecerá este año a un ritmo del 3,2%, según las nuevas previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que mejora así cuatro décimas su pronóstico para España del pasado mes de julio, mientras que mantiene su expectativa de un crecimiento del 2,3% en 2017 y anticipa una expansión del 2,2% para 2018.

Se espera, por tanto, que el crecimiento económico continúe siendo sólido: “la actividad se ha expandido constantemente a una tasa anualizada del 3,2% en los últimos dos años. La demanda interna ha sido el principal motor del crecimiento sustentada en la política monetaria de la zona euro, los estímulos fiscales y la evolución del mercado de trabajo apoyando el poder adquisitivo de las familias y el consumo”, explica el informe de la OCDE.

Siga la expansión económica

Así, se prevé “que la fase de expansión continúe en 2017 y 2018, y que la demanda interna sea el motor de la recuperación, aunque a un ritmo menor, ya que algunos factores que contribuyeron a impulsar el consumo, como los bajos precios del petróleo y la bajada de impuestos, perderán fuerza. La inflación repuntará gradualmente cuando los efectos de los bajos precios del petróleo vayan desapareciendo, pero las presiones serán moderadas como consecuencia del aún alto desempleo”.

Respecto del elevado nivel de paro de la economía española, uno de los rasgos distintivos de nuestro país respecto del resto de economías de los países occidentales, la OCDE cree que, aunque la tasa está bajando, sigue siendo alta, cercana al 19% y, a pesar de que el desempleo juvenil y el de largo plazo continúan cayendo, plantean problemas especialmente graves”.

Política laboral

Para paliar esta situación, el informe plantea la adopción de “políticas activas del mercado de trabajo más eficaces y recapacitación, así como una recuperación de la demanda. El incremento del nivel de vida a medio plazo depende del aumento de la productividad a través de una mayor inversión en innovación, un fortalecimiento de las cualificaciones y una competencia más intensa”.

Impuestos

El informe también aborda la situación de los impuestos en España y, especialmente, la “sustancial relejación de la política fiscal en 2015 y 2016”. Así, explica que “con una deuda pública alrededor del 100% del PIB y un déficit aún un poco por debajo del 5% del PIB, el margen para una expansión fiscal es limitado. No obstante, es importante estimular el crecimiento redirigiendo el gasto hacia áreas favorecedoras del crecimiento, como la educación, las políticas activas del mercado de trabajo y la I+D, que están por debajo de los niveles de países análogos y han sufrido un retroceso sustancial desde la crisis”.

Por este motivo, y teniendo en cuenta que “el sistema tributario continúa sesgado hacia los ingresos del trabajo, penalizando el crecimiento y el empleo”, propone que la carga fiscal se traslade hacia los impuestos medioambientales y de consumo.

En este sentido, propone al Gobierno la elaboración de “un plan fiscal a medio plazo que prevea una senda específica y estable hacia la sostenibilidad fiscal a medio plazo. Ello debería ir acompañado de reformas de la estructura fiscal y de gasto que fomenten el crecimiento”.

Por ello plantea:

► Reducir las cotizaciones a la seguridad social para los trabajadores con bajos ingresos

► Ampliar las bases del impuesto sobre la renta, de sociedades e IVA

► Hacer mayor uso de los impuestos medioambientales, que están infrautilizados

► Evaluar la justificación de los tipos reducidos del IVA

► Ir suprimiendo progresivamente los tipos reducidos de IVA que benefician sobre todo a las familias de altos ingresos.

► Subir los impuestos sobre el combustible de transporte por carretera e incrementar la tributación del diésel.

“La lucha contra la pobreza, en especial en las familias con niños, potenciando los programas de renta mínima ha de constituir también una prioridad, ya que la pobreza y la desigualdad han empeorado después de la crisis”, sugiere también el informe de la institución con sede en París.

Riesgos a la baja

En conjunto, el club de los países más ricos del mundo opina que los riesgos se inclinan a la baja, aunque no por ello deja de plantear el hecho de que “un Gobierno en minoría dispone de menores posibilidades de continuar las reformas necesarias para impulsar un crecimiento sostenible”.

También pueden influir en el desarrollo de nuestro economía la aparición de nuevas turbulencias en los mercados financieros internacionales o el propio brexit, que, detner un impacto mayor del previsto, “España resultaría perjudicada indirectamente por sus vínculos comerciales con los mercados europeos”.

En el otro lado de la balanza coloca que la demanda interior podría mostrar más fortaleza de la prevista en caso de que las condiciones financieras favorables se trasladaran en mayor medida a los consumidores y empresas.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs
  • 1
    Image

    TU ECONOMIA versión impresa

    Tu Economía Nº150

  • 2
    Tu Economía Nº149
  • 3
    Tu Economía Nº148
  • 4
    Tu Economía Nº147