Piden que se declare a Rosario Bermudo hija de Leoncio González

La Fiscalía no tiene dudas de la filiación paterna que le une al marido de «la duquesa roja»

  • Rosario Bermudo tendrá derecho a parte de la herencia de su padre
    Rosario Bermudo tendrá derecho a parte de la herencia de su padre

Tiempo de lectura 2 min.

20 de septiembre de 2017. 23:35h

Comentada

ETIQUETAS

El Juzgado de Primera Instancia número 77 de Madrid celebró ayer la vista oral para reconocer a Rosario Bermudo como hija de Leoncio González, marido de la duquesa de Medina Sidonia, conocida como «la duquesa roja» por su oposición a la dictadura franquista, después de que las pruebas de ADN confirmaran la paternidad. La vista tuvo lugar en el mismo juzgado que solicitó la exhumación del cadáver del jinete el pasado mes de marzo en el cementerio de Quintana Redonda (Soria) y cuyo resultado confirmó, a partir de las pruebas de ADN realizadas sobre restos óseos, que es al 99,99 % el padre de la hija extramatrimonial que tuvo, en los 50, con la sirvienta de sus padres.

Rosario Bermudo, de 66 años, nació cuatro antes de que contrajera matrimonio, en 1955, con su primera esposa, la duquesa de Medina Sidonia. El abogado de la demandante, Fernando Osuna, estima que «resulta complicado calcular la cifra de la que podría ser heredera mi clienta al existir un patrimonio familiar que incluye desde obras de arte hasta fincas, que habría que tasar, pero creemos que no sería inferior a los dos millones de euros. Ahora bien, eso ya sería otro procedimiento judicial».

Bermudo accedió a la prueba de ADN entre los hermanos biológicos para no tener que desenterrar a su presunto padre, fallecido en 2008, pero no fue posible al no prestarse aquéllos voluntariamente, salvo uno, Gabriel, por lo que el juez decidió la exhumación. Antes de comenzar la vista oral, el juez dio la opción a las partes para que decidieran la entrada o no a la sala de la Prensa. Bermudo y su letrado no mostraron ningún impedimento, a diferencia de los cuatro abogados de la familia de «la duquesa roja», que se opusieron en rotundo.

La fiscal solicitó el reconocimiento de Bermudo como hija legítima al defender que las pruebas de ADN no ofrecen ningún género de dudas. También pidió la condena en costas a los otros hijos de Leoncio por «actuar de mala fe al querer torpedear las pruebas y no evitar la exhumación». Además, ha refutado los argumentos de los demandados, quienes no reconocen el resultado «porque sostienen que está viciado de origen debido a la existencia de un detective –contratado por Bermudo– que actuó al margen de la ley al tomar una primera prueba genética a partir de una botella de agua que uno de los hermanos depositó en una papelera y que más tarde cogió él».

Bermudo, quien acudió a la vista acompañada de su marido y sus dos hijos, ha expresado su «inmensa alegría». «Son cinco años de lucha judicial, a pesar de que desde pequeña mi madre me contó quién era mi verdadero padre», confiesa. A la salida, la demandante habló con Gabriel, su supuesto hermano y el único que la apoya, quien confía en que sus hermanos lleguen a un acuerdo económico, puesto que si la sentencia resulta favorable, Rosario tendrá derecho a parte de la herencia.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs