MENÚ
viernes 20 octubre 2017
03:33
Actualizado
El Tiempo
  • 1

«El plan de la Junta para impulsar la atención primaria es absolutamente insuficiente»

Los sindicatos lamentan que deje fuera categorías profesionales y temen que sea un nuevo «brindis al sol» del Gobierno andaluz sin memoria presupuestaria

  • La consejera de Salud, Marina Álvarez
    La consejera de Salud, Marina Álvarez
N. Acedo.  Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de octubre de 2017. 21:07h

Comentada

La sanidad puede ser a veces un terreno resbaladizo en el que no todo encaje en moldes. La consejera de Salud, Marina Álvarez, defendió ayer la atención primaria como «piedra angular» del sistema sanitario público regional, pese a que los sindicatos sostienen que esto «para nada ha sido así durante años». De hecho, la propia Álvarez recordó en su intervención en el Fórum Europa Tribuna Andalucía, que fue en 2016 cuando la Junta decidió darle un impulso. Han puesto en marcha un plan que supondrá un incremento de 1.500 profesionales hasta 2019. Para arrancar, según expuso la consejera, se han creado 105 equipos nuevos, con el fin de reasignar los cupos más sobrecargados, que supondrán la llegada de 105 especialistas de medicina familiar y comunitaria y 105 de enfermería. Según dijo, las contrataciones, hasta 400, comenzarán este mes. La distribución exacta será: 105 médicos de familia, 210 enfermeras, 33 matronas, 8 pediatras y 30 trabajadores sociales.

Con vistas al futuro, distintos sindicatos coinciden en un diagnóstico: saludan que se potencie la atención primaria pero consideran el plan del Gobierno andaluz «absolutamente insuficiente». En relación a la última cifra mencionada, la treintena de trabajadores sociales, CSIF-A la tilda de «ridícula», dada «la necesidad que tienen los centros de atención primaria» de la comunidad de «contar con un recurso profesional propio que ofertarle a los usuarios que lo necesiten» y de que se trata de «un colectivo colegiado, reglado y formado» al que se le está «impidiendo el acceso a puestos públicos».

De otro lado, el responsable de Negociación Colectiva de la FSS-CC OO-A, Jesús Cabrera, plantea que «habrá que establecer en la mesa de negociación que existe sobre el asunto, los parámetros para decidir cuantos médicos y enfermeros se deben incorporar». Cabrera lamenta que el plan del Ejecutivo regional «no incluya ciertas categorías como la fisioterapia, que es una de las que tiene las listas de espera más amplias» y matiza que, sólo las capitales de provincia, Jerez y el Campo de Gibraltar cuentan con «fisioterapia domiciliaria», lo que supone «una discriminación con respecto a las zonas rurales». Al secretario regional de Salud de UGT-A, Antonio Macías, le suena bien la música: que se quiera mejorar una atención que, a su juicio, evitaría, entre otras cuestiones, que «se colapsaran las urgencias hospitalarias», pero también cree que los números que se barajan no parecen suficientes. Aboga por que la Junta se plantee primero con el sector «qué quiere hacer con el servicio, en qué tiempo y en qué forma» antes de fijar cuántas contrataciones son necesarias. Comparte con el portavoz de CC OO que se debe ampliar el abanico de categorías contempladas y recuerda que «son plantillas que han perdido personal», por lo que habrá que «mejorar la dotación anunciada bastante» para avanzar. Para el vocal autonómico de Hospitales del Sindicato Médico de Andalucía (SMA), Rafael Carrasco, «cien médicos más para toda la comunidad no solucionará nada» y le gustaría saber la «distribución» y la «cronología» para el desembarco de los 1.500 profesionales. Desde el hondo surco que dejan las promesas incumplidas asevera que «los planes son un brindis al sol sin una memoria presupuestaria detallada y suficiente, que garantice que no se sacará el dinero de otro lado para ponerlo en el nuevo». «La Junta es experta en presentar cosas a bombo y platillo que acaban en nada», lanza para rematar: «Los médicos necesitamos al menos 10 minutos para atender a un paciente».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs