jueves, 08 diciembre 2016
12:09
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Madrid

Madrid / Acoso sexual

Detenido un agresor sexual que actuaba martes y jueves

  • El joven, de 18 años, ha agredido a ocho mujeres en Collado Villalba desde junio. Escogía a sus víctimas, de distintos perfiles, al azar

Agentes de la Guardia Civil detuvieron al joven en Collado Villalba
Agentes de la Guardia Civil detuvieron al joven en Collado Villalba
Efe

Ha sido arrestado con 18 años pero los investigadores sospechan que también ha podido actuar siendo menor de edad. Tampoco tienen claro que sólo hayan sido ocho las víctimas de este individuo y creen, como ocurre muchas veces en este tipo de casos, que otras víctimas se pueden animar a denunciar ahora. El individuo en cuestión, de nacionalidad guatemalteca, fue detenido el pasado día 26 de noviembre por agentes de la Guardia Civil en la avenida de las Suertes de Collado Villalba, lugar donde residía y donde cometía sus actos delictivos. Se le imputan ocho delitos de abusos y agresión sexual continuados desde hace cinco meses en esta localidad.

El joven no tenía un perfil claro de víctima y actuaba de forma arbitraria, es decir, en la mayoría de las ocasiones escogía a su víctima en el momento antes de abusar de ella y ni siquiera tenía un prototipo definido.

Podían ser mujeres jóvenes o de edad más avanzada ya que hay denunciantes de entre 20 y 30 años (la mayoría) pero también hay alguna que ronda la cincuentena. A dos de ellas, además, las abordó en dos ocasiones, según fuentes de la investigación, por lo que no estaríamos hablando de ocho actos delictivos sino de ocho víctimas.

Según las mismas fuentes, el joven actuaba de dos formas distintas: en ocasiones sólo llegaba a abusos. Es cuando actuaba en el centro de la localidad o en lugares concurridos, donde se arriesgaba a que le vieran otros testigos. Entonces sólo practicaba un tocamiento rápido y después huía corriendo del lugar.

Pero en otras ocasiones, sin embargo, llegaba más allá y esperaba a las víctimas en el portal de su domicilio (o las seguía hasta el mismo de forma disimulada) y entraba detrás de la mujer. Ya en el interior cometía agresión sexual sin llegar nunca a intentar una violación, según las mismas fuentes.

Los agentes de la Guardia Civil establecieron un dispositivo de búsqueda después de esa primera denuncia de junio. Comprobaron entonces que había tenido un parón delictivo porque no fue hasta los meses de octubre y noviembre cuando volvió a actuar. Lo curioso de sus días de actuación es que siempre eran martes o jueves.

La investigación ha sido desarrollada por varias unidades del instituto armado en la zona de la Sierra, según el comunicado emitido por la Comandancia de Madrid, si bien desde la primera denuncia se estableció un dispositivo de vigilancia preventivo a todas luces insuficiente, dado que el individuo volvió a actuar en más de siete ocasiones posteriormente.

La nota de prensa difundida por la Guardia Civil destaca que el detenido no está cursando estudios ni ejerce tampoco actividad laboral alguna. Carece de antecedentes penales y tras ser puesto a disposición de la autoridad judicial competente, decretaron para él el ingreso en prisión preventiva sin posibilidad de eludirla bajo el pago de ninguna fianza.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1