miércoles, 07 diciembre 2016
18:08
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Madrid

La Complutense «indulta» a Filosofía y Enfermería

  • El rectorado que dirige Andradas da marcha atrás y plantea reducir cuatro de las 17 facultades del proyecto de reestructuración de junio

La facultad de Medicina acogerá en su edificio a los docentes y estudiantes de otras carreras de la salud
La facultad de Medicina acogerá en su edificio a los docentes y estudiantes de otras carreras de la salud
Jesús G. Feria

Ciencias de la Información con Documentación; Matemáticas y Estudios Estadísticos; Ciencias Políticas con Sociología y Trabajo Social; y Económicas junto a Empresariales, Comercio y Turismo son los cuatro «matrimonios» que se formarán próximamente en la Complutense si se aprueba la reordenación de estructuras que su rector, Carlos Andradas, presentó ayer ante la Junta de Gobierno de la universidad. Un plan director que plantea la integración de facultades –que se rebajarían de las 26 actuales a 22– y departamentos –la propuesta inicial es de 70 departamentos, 16 interfacultativos y 54 facultativos– pero que no es tan ambicioso como el que pretendió sacar adelante la dirección de este centro universitario el pasado junio. Así, Andradas y su equipo han dado marcha atrás en su intención de rebajar a 17 las facultades de la Complutense e «indulta» a Filosofía, Enfermería, Óptica y Odontología, que en el plan anterior eran absorbidas por otros centros y desaparecían como centros con entidad autónoma.

La propuesta también contempla «mudanzas» para los docentes y estudiantes de las facultades de Óptica y Optometría, que se trasladarán al pabellón 8 de Medicina, mientras que Enfermería, Fisioterapia y Podología se ubicarán en el pabellón 1 de la citada facultad. Asimismo, incluye la creación de una estructura gerencial conjunta de tres parejas de facultades: Medicina y Enfermería, Filología y Filosofía, y Ciencias Biológicas y Ciencias Geológicas.

Por último, se propone la creación de cinco áreas de servicios de gestión a estudiantes y de personal que aglutinarán las facultades tanto por disciplinas como por ubicación geográfica que se reorganizarían en Área de Somosaguas, Área de Sociales-Moncloa, Área de Ciencias, Área de Humanidades y Área de Ciencias de la Salud. Dentro del organigrama de cada facultad se creará una oficina de gestión de estudiantes de área y una oficina de gestión de personal de área que se encargarán de llevar a cabo toda la «burocracia» de las facultades correspondientes, y también se propone la cración de una unidad de apoyo a la docencia y a la investigación para dar servicio especialmente a los Grados de Másteres en los procesos de acreditación, calidad o coordinación de prácticas curriculares entre otras cuestiones.

No se suprimirá ninguna facultad ni puestos de trabajo, de hecho, el plan, resume la dirección del centro en este primer borrador, «no es un plan de ahorro económico» sino que, aunque reduce costes estructurales y de funcionamiento de la universidad, «su finalidad es fundamentalmente académica» y permitirá «incorporar personal y rejuvenecer las plantillas tanto de personal de administración y servicios como de personal docente e investigador».

«Salvar» las cuatro facultades

El plan, cuyas medidas podrán aprobarse independientemente tras ser objeto de debate en los próximos meses, fue recibido con agrado por los miembros de la Plataforma contra la Reestructuración de la UCM que considera «un éxito haber conseguido frenar y reconducir un plan que atacaba gravemente nuestra definición de la»calidad académica». Aun así, este colectivo informó ayer de seguirá «presionando» para evitar la «desaparición de cuatro facultades que no deben desaparecer» y tildó de «dramático» el caso de Documentación, que se suma a una «masificada» Facultad de Ciencias de la Información.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1