viernes, 28 abril 2017
06:21
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Sociedad / Desaparición de Diana Quer

Sobreseído provisionalmente el caso Diana Quer y se levanta el secreto del sumario

  • El magistrado ha comunicado a los padres de la joven desaparecida su intención de levantar el secreto del sumario

Diana López-Pinel, la madre de Diana Quer, a su llegada al juzgado de Ribeira, convocada junto al padre por el juez que instruye la causa de la desaparición de su hija.
Diana López-Pinel, la madre de Diana Quer, a su llegada al juzgado de Ribeira, convocada junto al padre por el juez que instruye la causa de la desaparición de su hija.
EFE/Lavandeira jr

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Ribeira (La Coruña) ha decretado el sobreseimiento provisional y el levantamiento del secreto de sumario en relación a la causa que se sigue por la desaparición de la joven madrileña Diana Quer, de la que no se tienen noticias desde el 22 de agosto del año pasado, cuando participaba en las fiestas de A Pobra do Caramiñal, localidad en la que veraneaba junto con su hermana pequeña y con su madre.

El juez ha tomado esta decisión debido a que, por el momento, «no existen indicios» para dirigir el caso «frente a alguna persona determinada» y con el objetivo de no dilatar los plazos de investigación.

No obstante, subraya que «existen indicios de la desaparición no voluntaria» de Diana Quer y ha aclarado que «es necesaria la continuación de la investigación» sobre el caso.

La Guardia Civil ha seguido en estos meses una pista que consideraba muy fiable sobre la desaparición de Diana Quer, tal y como informó LA RAZÓN en su momento y sobre la que no dio más datos por razones operativas. Se trataba de un individuo que vive en la zona de A Pobra de Caramiñal, tiene antecedentes por delitos sexuales y el recorrido de su teléfono coincidía con el de la joven madrileña el día en que se produjo dicha desaparición. Se trataba, por lo tanto, de una línea sobre la que se ha trabajado desde que se descubrieron las coincidencias de ambos teléfonos.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y de la Unidad de Policía Judicial de la Comandancia de La Coruña encargados del caso estaban convencidos que tenían una buena pista para dar con Diana y aclarar su desaparición.

Sin embargo, al final, los investigadores no han logrado relacionar a este individuo con la joven madrileña y así se lo han comunicado al juez, que ha decidido levantar el secreto de las actuaciones y archivar el caso hasta que se produzcan novedades que permitan reabrirlo.

En medios próximos a la Benemérita se considera que lo mejor hubiera sido mantener el secreto del sumario con el fin de que no se conozcan algunas de las líneas de investigación y otros detalles, dado el enorme eco mediático que ha tenido la desaparición de Diana.

Fuentes de la investigación no han querido revelar las razones por las que ha sido descartado el principal sospechoso, cuando todos los indicios, los antecedentes por delitos sexuales y el hecho de llevar un teléfono coincidente en trayecto y tiempo con el de Diana le señalaban a él. Lo cierto es que, al final, ha habido que descartarlo porque no se podía demostrar de forma fehaciente que estuviera relacionado con la desaparición.

Según aseguraron a este periódico fuentes próximas al caso, seguirán «trabajando como hasta ahora. Vamos a continuar la misma línea de trabajo (de los últimos ocho meses)». Y es que aún quedan muchas diligencias abiertas: «Falta aún el análisis de datos, la toma de manifestaciones, estudiar los datos telefónicos...», precisaron.

«El juez ha descartado a todos los sospechosos, nosotros no y seguiremos trabajando porque tenemos más datos sobre ellos que al principio». No obstante, otras fuentes consultadas precisaron que «no hay ningún sospechoso claro sobre el que se hayan centrado, sino que hay varias líneas de investigación abiertas».

Además, quedan pendientes las grabaciones. Aunque desde el Tribunal Superior de Justicia de Galicia se explicó que no queda ninguna por escuchar, otras fuentes aseveraron que «quedan aún muchas escuchas por analizar, aunque de momento no está previsto solicitar nuevas» operaciones en este sentido. Además, subrayaron que la decisión del «sobreseimiento supone que, en caso de requerir nuevas escuchas, los agentes las tendrán que solicitar en el juzgado de guardia».

En su auto, el juez Isaac Alonso explica que «no existen motivos suficientes para acusar o determinada o determinadas personas como autores, cómplices o encubridores» ni, por supuesto, «para dirigir las actuaciones frente a persona alguna determinada». Tampoco considera «pertinente» ni «útil» la toma de declaración en sede judicial como testigos de las personas que ya habían declarado previamente en sede policial.

¿Qué significa a efectos legales el sobreseimiento? «Al haberse sobreseído provisionalmente el caso no hay ningún plazo límite para la investigación porque queda en suspenso. El juez tiene obligación de reanudar el caso ante nuevas pistas o indicios», explica el abogado penalista Luis Romero, socio director del bufete Luis Romero y Asociados.

El juez Alonso había convocado a las 12:00 en los juzgados de de Ribeira (La Coruña) a los padres de la joven, Diana López-Pinel y Juan Carlos Quer, para trasladarles pesonalmente el estado de la investigación. La madre afirmó a los medios congregados a las puertas del juzgado que, lo único que quería, era que «no se levantara el secreto de sumario». De hecho, según ha podido saber LA RAZÓN, López-Pinel espetó al juez: «Espero que no pase usted por lo que yo estoy pasando». Por su parte, Juan Carlos Quer calificó de «triste» la decisión judicial y pidió ayuda a los Ministerios de Justicia e Interior.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs