• 1
Innovación / 05/08/2017 02:26

Cómo planificar los viajes en vacaciones

Los nuevos métodos permiten analizar y comparar cientos de recomendaciones para elegir la mejor opción al menor coste

Raúl Salgado.  | .
Los billetes pueden salir hasta un 30% más baratos
Los billetes pueden salir hasta un 30% más baratos
Dreamstime

Las nuevas tecnologías han revolucionado la planificación de las rutas de vacaciones, que cada vez se organizan más a golpe de clic. Incluso de «dedazo» en la pantalla. Las agencias tradicionales resultan cada día más marginales. Y qué decir de la célebre «Guía Michelín».

Una simple búsqueda en Internet permite encontrar, comparar y contrastar cientos de recomendaciones. Y ello ha contribuido al despegue del turista que busca la inmersión y no la invasión, en el destino. Ya no es necesario acudir a terceros para organizar un viaje. Ni mucho menos contratar el típico paquete «todo incluido». Cada viajero puede programar sus propias rutas por libre, consiguiendo precios más asequibles mientras diseña la escapada que verdaderamente quiere.

Algunos coches también ayudan a planificar rutas de vacaciones. Es el caso de Volkswagen Car-Net, un sistema propio de los coches Volkswagen que ofrecen servicios on-line al conductor. El coche tiene que estar conectado a Internet para acceder a servicios como la importación de destinos on-line, para que desde cualquier ordenador se puedan programar direcciones o rutas completas que se envían al GPS del coche, de manera que al montarse no se tenga que estar metiendo direcciones y se puedan planificar viajes de forma sencilla. Con Car-Net también es posible buscar on-line puntos cercanos de interés a través de comandos de voz o introduciendo texto en la pantalla. De igual modo, el servicio permite descubrir las gasolineras que haya en el trayecto y saber los precios del combustible en cada una de ellas. Desde la compañía aseguran que el coche puede decir al conductor dónde están los párquines más cercanos, el precio y el horario de cada uno, e incluso podría llegar a informar si tiene plazas libres.

Antonio G., creador de Inteligencia Viajera, para diseñar el itinerario, pero sobre todo para dejarlo marcado y seguirlo de una manera sencilla, siempre utiliza Maps.me, una aplicación gratuita que puede instalarse en el smartphone para descargar el mapa de la región que se desee visitar. En esta app es posible marcar puntos con diferentes colores y editarlos con una descripción (alojamiento, restaurante, oficina de turismo...) para recordarlos rápidamente. Además, afirma que estos mapas también sirven como GPS sin necesidad de conectarse a Internet, por lo que resultan de gran ayuda cuando no se quiere, o no se puede, comprar una SIM local con datos.

En caso de que el viajero tuviera dudas muy concretas, Antonio G. sugiere ponerse en contacto con personas locales a través de plataformas como Couchsurfing o foros tipo Wikitravel o Lonely Planet. Por otra parte, asegura que la economía colaborativa posibilita, por ejemplo, disfrutar de unas vacaciones de lujo, inasumibles para el bolsillo del turista, simplemente cuidando a las mascotas de los dueños de un ático en Miami. «Todo gracias al ‘‘house sitting’’, el nuevo método que combina a los amantes de los animales con el turismo», agrega el experto.

Dadas las distintas preferencias, dependencias y posibilidades económicas, cada viajero es un mundo y, como tal, cada viaje resulta una historia diferente. El creador de Inteligencia Viajera remarca que los nuevos métodos permiten total flexibilidad a la hora de diseñar un viaje, ya que es posible programar rutas a medida.

De igual modo, Antonio G. recuerda que la gran mayoría de aplicaciones de reserva de alojamiento, como por ejemplo Booking, admite cancelaciones sin coste alguno hasta 24 horas antes. De manera que este tipo de herramientas ofrecen la flexibilidad de acomodar el viaje a las necesidades de cada uno.

Por último, el creador de Inteligencia Viajera resalta la importancia que debe concederse tanto al precio como a la experiencia. Y en este punto señala que «organizar un viaje utilizando plataformas como Airbnb, Couchsurfing o HelpX no sólo será más barato, sino que también hará que el viajero viva e interactúe con locales».

Por su parte, Manu Guedes, blogger de gustoporviajar.com, sostiene que no existe una fórmula mágica en Internet para planificar un viaje, pero que sí hay diferentes apps, webs y redes sociales para decidir mejor a dónde ir y qué hacer. Él siempre comienza consultando a expertos en esos destinos. Usa Minube y, cuando tiene un máximo de tres destinos elegidos, utiliza Instagram y Youtube para identificar a esos «insiders» viajeros que viven en el lugar.

Para no gastarse mucho dinero está apuntado a todas las newsletters de las aerolíneas, empresas de alquiler de coches... Y también tiene descargadas muchas aplicaciones móviles para conseguir los mejores precios. «Otra cosa que ayuda es navegar en modo incógnito siempre que se vaya a sacar un billete, a reservar un hotel o a alquilar un coche. Las ‘‘cookies” se quedan guardadas en el navegador y permiten a las webs jugar con los precios, según la demanda de usuarios interesados. De esta forma se evita, en un 60% de las ocasiones, que los precios suban».

Guedes confiesa que también usa las IP de servidores fuera de España para sacar los billetes. Y es que revela que, a veces, pidiendo a un amigo que viva fuera que busque los billetes, éstos pueden salir hasta un 30% más baratos.

 DESTACADOS
 TOSTADERO DE NOTICIAS
SIGUENOS EN LA RAZÓN
LO + VISTO
BLOGOSFERA
ADEMÁS EN LA WEB