• 1

Ruta por el país vasco de pintxo en pintxo

  • Image
R. Bonilla.  Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

20 de octubre de 2017. 08:16h

Comentada
R. Bonilla.  Madrid. 20/10/2017

San Sebastián es sinónimo de buena gastronomía, pero sobre todo, de alta cocina en miniatura. Es el arte de hacer «pintxos», un saber hacer digno de visita y atractivo turístico. No en vano, salir de «pintxos» es casi una religión en cualquier ciudad del País Vasco, aunque, sin duda, Donosti es la reina del tablero. Y como muestra de ello, la ciudad de la Concha celebrará los próximos días 23, 24 y 25 de octubre el «XII Campeonato de Pintxos de Euskadi Amstel Oro», una cita que, por segundo año consecutivo, tendrá lugar en el Palacio Kursaal de San Sebastián, donde se reunirán los mejores chefs de «pintxos» del País Vasco y Navarra.

La diversión y, por supuesto, el buen comer, están asegurados durante estos tres intensos días, ya que el certamen consta de «showcooking» en vivo ante público general y miembros del jurado. En concreto, serán 80 los participantes que darán forma y sabor a la mejor materia prima del País Vasco, en forma de pequeñas joyas gastronómicas convertidas en auténticas obras de arte. Un total de 75 inscripciones de este año harán de las suyas junto a los cinco campeones provinciales de Guipúzcoa, Vizcaya, Navarra, Álava e Iparralde del año pasado. Todos ellos lucharán por alzarse con la «Txapela» de ganador, que además recibirá un premio en metálico de tres mil euros.

Entre los campeones de años anteriores cabe destacar a Iñaki Rodaballo (Punk Bach, en Vitoria-Gasteiz), Edorta Lamo e Iñigo Cojo (A Fuego Negro, en San Sebastián) Gorka Souto (Bar Sandara, Hondarribia) o Álex Múgica (La Cocina de Álex Múgica, en Pamplona).

El jurado, compuesto por chefs de reconocido prestigio, destacando nombres como David Muñoz, Martín Berasategui o Raúl Balam en las pasadas ediciones, tiene que valorar tanto el sabor del producto como la originalidad y la presentación de los «pintxos», sin pasar por alto el interés que supone en la carta de un restaurante, ya que el «pintxo» ganador podrá degustarse durante todo el año en el establecimiento de su creador. ¿Qué mejor excusa para pensar en el próximo viaje que ir en busca y captura del bocado ganador?

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs