Abascal pide una reunión a tres con Casado y Rivera para desbloquear Madrid y Murcia

Recuerda que no pide sillones sino una acuerdo programático y que si Cs se niega propondrán al PP un gobierno en solitario donde tendrá que ser la formación naranja quien se abstenga

El líder de Vox, Santiago Abascal / foto: EFE/Ballesteros
El líder de Vox, Santiago Abascal / foto: EFE/Ballesteros

El líder de Vox recuerda que no pide sillones sino una acuerdo programático y que si Cs se niega propondrán al PP un gobierno en solitario donde tendrá que ser la formación naranja quien se abstenga.

El líder de Vox, Santiago Abascal ha propuesto a los líderes del PP y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera, una reunión mañana en el Congreso de los Diputados para realizar el "último intento"para "desbloquear"la posibilidad de formar gobiernos autonómicos en Madrid y la Región de Murcia. Abascal anunció que “ha liberado” su agenda y que estará en la Cámara Baja desde las 8:00 para reunirse con ambos “cuando quieran, donde quieran”.

En una rueda de prensa celebrada en Murcia, en la que estuvo arropado por la dirección nacional y el grupo parlamentario de Vox en la Asamblea Regional de Murcia, Abascal aseguró que será "generoso"en esta reunión para superar un bloqueo y denunció el "apartheid"de Cs y la "equidistancia"del PP. Respaldó y agradeció la “difícil gestión” que han realizado sus cuatro diputados en Murcia encabezados por Luis Gestor así como al equipo negociador a nivel nacional en todo el proceso encabezado por Iván Espinosa de los Monteros, y mostró la “unidad cuestionada de manera interesada por los mismos que necesitan nuestros votos”. También culpó a los medios de comunicación “acólitos” por “comprar” “las trampas y mentiras” interesadas de los negociadores del PP durante todo el proceso. “Aquí no hay ningún tipo de división” y “denunciamos la presión a la que también han contribuido los medios de comunicación satélites del PP” considerando que Vox no tiene más que aceptar el menú “que Ciudadanos y PP nos pone sobre la mesa”.

Abascal lamentó que el trabajo de Vox en las negociaciones “por desgracia ha sido insuficiente” y volvió a tender la mano para facilitar gobiernos alternativos a la izquierda. Él mismo levantará el teléfono para conseguir una reunión tanto con Casado como con Rivera para decirles que personalmente que “tenemos el deber de reunirnos los tres” y consideró que ninguno de los dos partidos tiene “ninguna responsabilidad más importante que intentar desbloquear la situación que se ha creado por el chantaje de Cs”. Por ello espera que el llamamiento personal que ha realizado a los líderes de ambos partidos pueda surtir efecto para “cortar el paso al frente popular” y evitar a unas nuevas elecciones.

En el caso del líder de Cs, Abascal apeló a la “vieja amistad” que les unió cuando siendo presidente de Denaes le invitó a todas la conferencias y reuniones por la defensa de la unidad de España a las que Rivera, en numerosas ocasiones, “acudió”. “Si Rivera insiste en no alcanzar un acuerdo con Vox y a la vez exigir nuestros votos, propondremos al PP un gobierno en solitario –solo hay 19 a la izquierda- y plantearemos que sea Cs quien se tenga que abstener”. “Lo que no va a ocurrir en ningún caso es que sometan a Vox al chantaje de tener que entregar sus votos a los que no se quieren ni si quiera sentar con nosotros”. El líder de Vox destacó que ya hay pruebas de la “generosidad” de su partido y que “el problema es que se nos está acabando la generosidad y la paciencia” con Cs. Asimismo, dejó claro que su formación no está pidiendo sillones sino acuerdos programáticos. “Solo nos mueve la defensa de las idea” y de que una parte de su programa pueda llevarse “a la acción de gobierno”, siempre, destacó, dentro del marco de los derechos de las personas y las libertades.

El líder de Vox pidió “altura de miras, que se trate con Vox con normalidad democrática y se dialogue con nosotros” que recordó son la representación de casi tres millones de españoles”. Asimismo, subrayó que “son PP y Cs quien tiene la responsabilidad de lograr nuestro apoyo, no somos nosotros quienes tenemos ni la responsabilidad ni la obligación de darles gratuitamente nuestros votos”, algo que garantizó “no va a cambiar”.

En cuanto al acuerdo firmado por PP y Cs en la comunidad de Madrid, indicó Abascal que significa que ambos persisten en el "error"de llegar a un pacto sin contar con Vox, lo que dijo, debe llevar a la "reflexión de muchos españoles".