Las aulas cerradas bajan a 553 y diez centros educativos continúan clausurados

Imbroda señala que los colegios son lugares «seguros» y que los contagios se producen en el ámbito familiar

Andalucía registra el viernes, 30 días después del inicio del curso escolar, diez centros educativos cerrados totalmente, misma cifra que en los dos recuentos anteriores, y 553 aulas con sus alumnos en cuarentena por contagios de coronavirus, seis menos en tres días, mientras que se han producido 104 reaperturas –35 más desde el 28 de septiembre–. Según precisan los datos de la Junta del parte diario del coronavirus, los diez centros cerrados suponen un 0,14% del total de 7.099 que hay en la comunidad, ya sean de Educación Infantil, Primaria o Secundaria (ESO). Respecto a las aulas, las afectadas suponen un 0,70% sobre el total de 78.024. Así las cosas, a fecha 1 de octubre el 92,06% de centros educativos de la región están libres de coronavirus.

Por provincias, Cádiz presenta tres cierres completos de un total de 858 centros (0,34%), mientras que el cierre parcial afecta a 52 aulas –22 más que el 28 de septiembre– de 11.123 (0,46%). Tres centros clausurados –uno menos– tiene también Málaga de un total de 1.209 (0,24%), mientras que el cierre parcial afecta a de 74 aulas de 14.270 –13 menos– (0,51%) y ha habido 17 reaperturas.

Le sigue Sevilla con dos cierres completos –uno más que hace tres días– de 1.765 centros (0,18%) y el cierre parcial de 144 aulas –once menos– de 18.439 (0,78%) y se han producido 35 reaperturas. En Granada se mantiene un cierre completo de un total de 856 centros (0,12%) y hay cerradas 53 aulas –14 más– de 8.700 (0,61%), y en Huelva hay también un centro cerrado por completo de un total de 489 centros (0,2%) y el cierre de 21 aulas –concretamente siete más– de 5.150 (0,40%), además de una reapertura.

Por su parte, el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, insistió en que los centros educativos son los lugares «más seguros» para los niños y pidió enfrentar al virus con «todas las medidas de seguridad», ya que «si nos confina, esa es su victoria». El consejero recordó que la mayoría de contagios se producen en el ámbito familiar y señaló que este gobierno «ni se queja ni se lamenta», sino que afronta «una situación muy compleja» pero «sin quedarse parados».