«El virus de la fiebre Crimea-Congo circula y se quedará»

J. Antonio Oteo / Jefe de Enf. Infecciosas del Cibir Logroño

-Zika, FHCC, Chikungunya... ¿cuál es el balance de lo que está ocurriendo en España?

-Hasta el momento los casos de Zika que se han producido en España, a excepción de un caso de transmisión sexual, han sido importados. Con el Chikungunya sucede lo mismo, aunque no se conoce la posibilidad de transmisión sexual. En la cuenca mediterránea existe el mosquito tigre, un vector competente para la transmisión del virus Zika y Chikungunya (también del Dengue), y aunque se han producido casos autóctonos de estos dos últimos en Italia y en Francia sería muy difícil que en Europa se produzca una epidemia como la de las Américas. No obstante, el riesgo para la aparición de un brote epidémico en el futuro existe. Con la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo, el problema es diferente. Era cuestión de tiempo que apareciera algún caso. El vector (Hyalomma marginatum) está presente en casi toda la península Ibérica, y aunque no es la especie de garrapata que más pica a los humanos, lo hace con relativa frecuencia.

-Frenarlas parece imposible...

-Y más en los tiempos que vivimos. No sé si podremos frenarlas, pero podemos hacer que tengan un impacto menor. Al igual que se ha desarrollado una cultura del agua y de la sangre, debemos desarrollar la «cultura de los artrópodos». Hasta hace poco, la capacidad de provocar una lista de enfermedades infecciosas y tóxicas de las garrapatas se desconocía. Aún hay quienes recomiendan quitarlas impregnándolas en aceite. Esto es un grave error que aumenta el riesgo de transmisión de agentes infecciosos.

-¿Somos conscientes de los peligros de las picaduras de garrapatas?

-Cuando empecé a estudiar enfermedades transmitidas por garrapatas en 1988, en España, sólo se había descrito la fiebre botonosa o exantemática mediterránea y la babesiosis. Hoy tenemos contabilizadas más de 18 enfermedades. En Europa, es preocupante la situación por los desplazados por la guerra de Siria en campos de refugiados. Se están produciendo casos de infecciones ya olvidadas provocadas por el piojo corporal. En la época de frio, con el hacinamiento y falta de higiene aparecen los piojos que pueden provocar una epidemia de fiebre recurrente, de tifus exantemático.

-¿Se ha «contagiado» el miedo innecesariamente?

-Las fiebres hemorrágicas son terribles, ya que tienen alta mortalidad y se pueden transmitir con facilidad. Esto sucedió con el Ébola o con la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo. Cuando ocurre aparece el miedo, que es la enfermedad que más rápidamente se transmite. El virus de la FHCC circula, y se quedará a vivir entre nosotros. Es posible que todos los años se produzca algún caso con desenlace fatal, al igual que con otras enfermedades transmitidas por garrapatas como la fiebre botonosa, que también suele provocar muertes todos los años. Pero veamos el lado bueno, aunque estas afecciones existen, ahora las conocemos y será más fácil hacer diagnósticos precoces.