Colau rechaza dedicarle una escultura al Quijote en Barcelona

La propuesta ha sido desestimada con los votos de los comunes, ERC y el PSC

Plaza de Villanueva de los Infantes con la estatua de Don Quijote.
Plaza de Villanueva de los Infantes con la estatua de Don Quijote. FOTO: Sonia Bonet dreamstime

Si Cervantes trató con especial cariño alguna ciudad de la geografía española esa fue sin duda Barcelona. Su personaje más célebre, el Quijote, la visitó en la segunda parte de sus andanzas. Y se deshizo en elogios. Archivo de cortesía, albergue de los extranjeros, hospital de los pobres o venganza de los ofendidos fueron algunas de las alabanzas que le dedicó. En Barcelona cayó derrotado frente al caballero de la Blanca Luna y en Barcelona descubrió que sus habitantes le reconocían, en uno de esos deliciosos giros cervantinos, por haber leído la primera parte. Pues bien, todo eso no es suficiente para dedicarle una estatua a Cervantes o, en su defecto, al ingenioso hidalgo en la Barceloneta.

Ciudadanos ha llevado esta proposición a la comisión de Derechos Sociales y Cultura de esta mañana para homenajear “a la obra literaria por excelencia”: Don Quijote de la Mancha. Proponen para ello que se instale una gran estatua del famoso hidalgo en la playa de la Barceloneta, que es donde se desarrollan parte de las aventuras del caballero. Así lo ha recordado el regidor Paco Sierra: “Barcelona tiene el honor de ser la única ciudad que visitan el Quijote y Sancho Panza”. Ni con esas. La propuesta ha sido rechazada con los votos de ERC, Bcomú y PSC. Junts, contra todo pronóstico se ha abstenido.

Jordí Martí, concejal del gobierno municipal, ha sido el encargado de justificar la negativa del Ayuntamiento. “No creo que el mejor homenaje que se le pueda hacer a un escritor sea plantarle un monumento. Y menos a un autor de la importancia oceánica de Cervantes, que ha conseguido moverse por encima de los debates políticos en Cataluña y que ya cuenta con una retahíla de homenajes en la ciudad. Pero no es contra Cervantes, insisto, es contra esa idea monumentalista. Creemos que el mejor homenaje que se le puede hacer es leerlo”. A lo que Paco Sierra le ha contestado explicándole que su padre era escultor y que, por tanto, “conozco bien lo que cuesta, pero no voy a desistir, regalaré una escultura a la ciudad con la única condición que se instale en la Barceloneta”.

A propuesta del PP, en la misma comisión, también se ha debatido sobre la reciente campaña emprendida por el independentismo a cuenta de, una vez más, el catalán. Cada vez son más las sentencias que obligan a diversos centros escolares a cumplir con la obligación de impartir un 25% de clases en castellano. La respuesta del soberanismo y sus satélites, como Plataforma per la Llengua, son una serie de informes que advierten de la supuesta muerte social del catalán. Por ello, el PP, en boca de su concejal Óscar Ramírez, ha pedido que se garantice, en aplicación del plan de la Generalitat para recuperar y promocionar el uso del catalán en los centros educativos, la utilización en igualdad de condiciones de las lenguas catalana y castellana.