Fútbol

Qatar, la sorpresa de la Copa América, entrenada por un español

El español Félix Sánchez, seleccionador de Qatar
El español Félix Sánchez, seleccionador de Qatar

Qatar es una rareza en la Copa América, una excepción invitada junto a Japón para poder completar tres grupos de cuatro. Pero la campeona de Asia no es una selección de relleno en el campeonato sudamericana. Ni siquiera Maracaná impresionó a sus futbolistas en el estreno contra Paraguay. Remontó un 2-0 en contra para acabar empatando a dos, pero lo que no dicen esos números es que si alguien hizo méritos para ganar fueron los qataríes.

Es una selección ordenada, pero sabe jugar a la pelota. Para algo fueron a buscar su idea hasta La Masia. Su seleccionador es un español, Félix Sánchez, que trabajó en la cantera del Barcelona hasta que lo llamaron para trabajar en la Academia Aspire en Qatar, el laboratorio que fabrica los mejores futbolistas del país. "Somos un equipo que quizás aquí en Sudamérica no nos conocen demasiado. Son jugadores muy profesionales. Lo han demostrado en su región a nivel de clubes y a nivel de selección. Nosotros hemos venido a intentar competir, no a sacarnos fotos", advierte.

Sánchez llegó en 2006 a trabajar en Qatar y fue ascendiendo su consideración en el fútbol qatarí hasta que en 2012 se hizo cargo de la selección sub'19. En 2017 se hizo cargo de la absoluta, con la que el año pasado se proclamó campeón de Asia después de ganar los siete partidos que disputó. Derrotó a Japón en la final, una selección con mucha más tradición y que también disputa la Copa América.

Su trabajo era preparar a la selección para ser competitiva en el Mundial que organiza en 2022, pero los resultados han llegado antes de tiempo. En los títulos y en el crecimiento de los futbolistas. El extremo Akram Afif, por ejemplo, pertenece al Villarreal, aunque juega cedido en el Al Sadd de la Liga de su país.

La preparación de Qatar se manifiesta en el físico y en la técnica, pero también en el aspecto mental. Y Sánchez ha conseguido que a sus jugadores no les impresione demasiado enfrentarse a Messi y a Argentina. Incluso el portero, Saad Al Sheeb, admite antes del encuentro que el objetivo de su selección es llegar muy lejos en el torneo e incluso ganarlo. "Estamos viviendo una gran experiencia", admite.

El seleccionador qatarí conoce a Messi desde que trabajó en La Masia y admite que es muy complicado pararlo. "Es un jugador determinante. Hay cientos de entrenadores que han planteado partidos pensando en cómo podrían pararlo y no hay una fórmula mágica que te lo garantice", asume. "Es el mejor del mundo. Es tan desequilibrante que es muy difícil pararlo por mucho que plantees. Intentaremos minimizar sus intervenciones en el juego para que no pueda desequilibrar el marcador", añade.

"Lo bonito para nosotros sería poder clasificarnos, independientemente de que dejes fuera a todo un monstruo como Argentina. Sería un gran paso, pero somos conscientes de que será complicadísimo", reconoce Sánchez.