Ferrari acosa a Vettel

Sólo el Red Bull aventajó a Massa y Alonso. «No hay razón para no ser optimistas», dice el español

Sebastian Vettel, flanqueado por Felipe Massa y Fernando Alonso
Sebastian Vettel, flanqueado por Felipe Massa y Fernando Alonso

El Gran Premio de Malasia es históricamente una carrera movida. Caótica en muchos casos. La temperatura, la elevada humedad y los repentinos chaparrones, que ni siquiera los radares a veces son capaces de anticipar, juegan un papel muy importante.

El Gran Premio de Malasia es históricamente una carrera movida. Caótica en muchos casos. La temperatura, la elevada humedad y los repentinos chaparrones, que ni siquiera los radares a veces son capaces de anticipar, juegan un papel muy importante. Si a esto se añade la poca consistencia de los neumáticos Pirelli en un escenario como éste, la carrera de hoy puede convertirse en una lotería. En clasificación, Vettel volvió a marcar la «pole» con un segundo de diferencia respecto a sus perseguidores, los Ferrari de Massa y Alonso. El alemán logró el mejor tiempo con la pista mojada porque la lluvia sorprendió a los pilotos en la eliminatoria decisiva.

Vettel confía que Adrian Newey, el creador de su monoplaza, haya corregido el exceso de degradación que sufrieron sus neumáticos en la primera cita de la temporada. Los coches más fuertes parecen los Ferrari. El equipo de Maranello parece haber aprendido la lección. Massa, por una décima, volverá a arrancar otra vez por delante del asturiano y parece que se niega a aceptar su condición de segundo piloto.

Fernando Alonso se presenta como el piloto más fiable. «Ha sido un sábado muy bueno y la lucha por la victoria está al alcance de la mano», comentó. Kimi Raikkonen, el líder del Mundial, tendrá difícil defender su posición. Logró la séptima plaza en la parrilla, pero horas después fue sancionado con la pérdida de tres posiciones por obstaculizar a Nico Rosberg. Parte en mitad del pelotón y eso eleva sus posibilidades de sufrir un incidente en la salida. Sobre todo con un final de recta tan complicado como el del circuito de Sepang.

Las horas previas a la carrera están marcadas por el enfado de Red Bull. La escudería austriaca se siente, una vez más, víctima del reglamento y este año están especialmente disgustados con el tema de los neumáticos. En anteriores ocasiones, el reglamento técnico ha buscado la igualdad prohibiendo algunas argucias de los coches energéticos y ahora la han emprendido con el suministrador de ruedas. Está claro que unos compuestos tan blandos no van tan bien en el RB9, que hunde su rendimiento cuando cumple diez vueltas con el mismo juego de neumáticos.

En el «paddock» se asegura que la carrera arrancará con el asfalto seco, pero a medida que avance la carrera aparecerá la lluvia. Y ése puede ser el factor decisivo. Los chaparrones son tan repentinos que los equipos reparten personal en los alrededores del circuito para avisar por radio de la llegada de la lluvia. Los estrategas desde el muro de boxes y en las sedes de los equipos en Europa –Ferrari completa la información de su táctica a seguir desde una oficina en Maranello que aloja un complejo equipo informático con un software que calcula todas las probabilidades posibles en ese momento– deberán permanecer muy atentos. En este escenario hay que tener en cuenta a Jenson Button (McLaren) y Ross Brawn, el jefe de Mercedes, que siempre va un paso por delante en ese sentido. A Alonso parece importarle poco: «Hacía mucho que no estaba entre los tres primeros, desde el Gran Premio de Alemania, hace ya más de diez carreras. El resultado para el equipo ha sido fantástico».

Sepang, el circuito más odiado

Sepang es uno de los trazados más duros del campeonato. La temperatura en el habitáculo del coche ronda los 50 grados y la humedad, el 80 por ciento. A la segunda vuelta de la carrera, el agua que llevan los pilotos en un botecito se calienta y es igual que si bebieran té. Algunos llevan un chaleco con placas de hielo adheridas al pecho y así rebajan algo la temperatura. El 70 por ciento de cada vuelta se realiza con el pedal del acelerador a tope y el gasto de combustible es de unos 56 litros a los 100.

Clasificación

1. Sebastian Vettel Red Bull-Renault 1m49.674s

2. Felipe Massa Ferrari 1m50.587s + 0.913s

3. Fernando Alonso Ferrari 1m50.727s + 1.053s

4. Lewis Hamilton Mercedes 1m51.699s + 2.025s

5. Mark Webber Red Bull-Renault 1m52.244s + 2.570s

6. Nico Rosberg Mercedes 1m52.519s + 2.845s

7. Kimi Raikkonen Lotus-Renault 1m52.970s + 3.296s

8. Jenson Button McLaren-Mercedes 1m53.175s + 3.501s

9. Adrian Sutil Force India-Mercedes 1m53.439s + 3.765s

10. Sergio Perez McLaren-Mercedes 1m54.136s + 4.462s

Q2

11. Romain Grosjean Lotus-Renault 1m37.636s + 1.446s

12. Nico Hulkenberg Sauber-Ferrari 1m38.125s + 1.935s

13. Daniel Ricciardo Toro Rosso-Ferrari 1m38.822s + 2.632s

14. Esteban Gutierrez Sauber-Ferrari 1m39.221s + 3.031s

15. Paul di Resta Force India-Mercedes 1m44.509s + 8.319s

16. Pastor Maldonado Williams-Renault no time

Q1

17. Jean-Eric Vergne Toro Rosso-Ferrari 1m38.157s + 1.348s

18. Valtteri Bottas Williams-Renault 1m38.207s + 1.398s

19. Jules Bianchi Marussia-Cosworth 1m38.434s + 1.625s

20. Charles Pic Caterham-Renault 1m39.314s + 2.505s

21. Max Chilton Marussia-Cosworth 1m39.672s + 2.863s

22. Giedo van der Garde Caterham-Renault 1m39.932s + 3.123s

Tiempo mínimo 107%: 1m43.585s