Los futbolistas niegan su participación en la «operación ciclón»

El futbolista del Leganés Carlos de la Vega Díaz y el ex jugador del Athletic Jesús Emilio Díez de Mier, Txutxi, han negado hoy en el juicio su participación en una operación para introducir en España casi una tonelada de cocaína desde Argentina.

El futbolista del Leganés Carlos de la Vega Díaz y el exjugador del Athletic de Bilbao y del Hércules de Alicante Jesús Emilio Díez de Mier, Txutxi, han negado hoy en un juicio su participación en una operación para introducir en España casi una tonelada de cocaína desde Argentina.

La Audiencia Nacional ha reanudado hoy el juicio de la operación Ciclón, con 9 acusados, entre ellos Carlos de la Vega, para quien el fiscal pide 10 años de prisión, Txutxi (11 años), el exjugador del Hércules y representante Predrag Stankovic (11 años y 6 meses) y los agentes de jugadores con licencia de la FIFA Zoran Matijevic (15 años) y Pablo Acosta (10 años).

Los nueve acusados, que piden la absolución, fueron detenidos en 2009 en la citada operación, en la que se incautó casi una tonelada de cocaína introducida desde Argentina en los puertos de Algeciras (Cádiz) y Valencia, y según el fiscal el cabecilla era el representante de futbolistas de origen serbio con nacionalidad francesa Zoran Matijevic, y su hombre de confianza Stankovic.

Según el fiscal José Perals, un primer envío de cocaína de 600 kilos llegó de Argentina al puerto de Algeciras el 23 de febrero de 2009 en un contenedor con molinos de viento y fue trasladado en un camión, que conducían policías "encubiertos", hasta un polígono de la localidad madrileña de Humanes.

Otro envío desde Buenos Aires llegó un día después al puerto de Valencia en un contenedor con la misma carga, que fue inspeccionado por las fuerzas de seguridad y en el que se encontraron otros 350 kilos de droga.

Carlos de la Vega ha negado su participación en la operación de narcotráfico y ha recordado que en esa época jugaba en el Rayo Vallecano y trabajaba en una empresa de representación de futbolistas junto con Pablo Acosta.

Ha explicado que antes de su detención en Madrid se reunió en la localidad madrileña de Algete con Zoran Matijevic, Predrag Stankovic y Pablo Acosta no para cerrar operación de droga alguna sino para hablar de un posible traspaso al Atlante mexicano, sobre el que ha dicho: "Iba a ser el contrato de mi vida". No obstante, se frustró al ser detenido.

Txutxi también ha negado su participación en los hechos por los que está acusado y ha indicado que entonces además de dedicarse a las labores de su empresa de materiales de fontanería colaboraba con Matijevic en la representación de futbolistas, dados los contactos que tenía de la época en la que fue jugador.

Pablo Acosta ha declarado que trabajaba en una empresa de representantes de futbolistas en la que colaboraba Matijevic. Ha añadido que antes de ser detenido hizo un viaje desde Madrid a Alicante, donde entregó a Matijevic y a Stankovic un sobre con dinero -70.000 euros, según consta en la actuaciones-, del que ha dicho que era una comisión por una operación futbolística en la que él no había intervenido. Acosta ha negado la acusación del fiscal y ha asegurado: "Si hubiese sabido que se preparaba un transporte de cocaína habría dado un paso hacia atrás. Evidentemente no tenía conocimiento".

También ha declarado hoy el acusado Juan Carlos Balbastre Peñarrocha, quien ha reconocido su participación en el envío de drogas que llegó a Algeciras y que ha exculpado a los demás acusados con quienes ha asegurado que no trató sobre el asunto.

Ha añadido que el dinero que recibió de algunos de ellos no tiene relación con la droga sino como señal de unas casas que les había vendido, ya que se dedicaba a negocios inmobiliarios, pero que luego se devolvieron ya que no llegaron a construirse los inmuebles.

El juicio seguirá mañana a las 10:30 horas en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid) con los tres acusados que quedan por declarar y testigos y hay previstas más sesiones para el jueves, el próximo día 28 y para el 13 de febrero si fuera necesario.