Deportes

Las claves de la derrota del Real Madrid en Mallorca

Por las lesiones y por convicción, Zidane volvió a sorprender con un once muy distinto a lo acostumbrado en Mallorca. Le gusta mover el fondo de armario, que todos jueguen y que se sientan importantes. Le había funcionado últimamente al francés, pero ayer el plan B no dio el resultado esperado

Publicidad

. La cosa terminó en la primera derrota en Liga esta temporada y en la pérdida del liderato en favor del Barcelona.

«Era el Mallorca que esperábamos, el míster nos dijo que saldrían con mucha fuerza y nos costó en esos primeros minutos, en los que no pudimos igualar esa intensidad. Después lo intentamos, pero nos faltó acertar en el último pase», reconocía Courtois, que volvía a la portería después de sentirse mal ante el Brujas y sólo poder jugar la primera parte. No tuvo suerte nuevamente el portero belga, que nada pudo hacer ante el remate de Lago Junior.

Él no es uno de los de la segunda unidad porque se supone que tiene el cartel de titular en la pizarra del técnico, pero sí lo es, por ejemplo, Odriozola, que repetía en el lateral derecho para que Carvajal tuviese un poco de respiro tras jugar con la selección. Alterna buenas actuaciones con otras regulares el ex de la Real Sociedad, al que se le ve demasiado cuando las cosas no salen bien. En Mallorca terminó expulsado y la jugada del gol llegó por su lado.

Publicidad

Le falta algo de confianza, lo mismo que a Jovic, otra de las sorpresas del once titular. El serbio todavía no ha marcado con el Real Madrid, lo hizo ante el Osasuna, pero por un milímetro estaba en posición incorrecta y el VAR no falló.

Zidane quiso darle una oportunidad a ver si se entonaba al lado de Benzema, pero no salió como se esperaba. Vinicius volvió a tener su oportunidad y otra vez le faltó terminar todas las buenas jugadas que comenzó. De los chicos de Zidane de momento sólo Valverde está dando el nivel. Tras un viaje largo jugó al final, pero está un paso por delante.

Publicidad