Las emotivas palabras de Javier Piles, el entrenador clave en la carrera de David Ferrer, tras su despedida

Ferrer, su mujer Marta y su hijo Leo en el adiós del tenista
Ferrer, su mujer Marta y su hijo Leo en el adiós del tenista

La carrera de David Ferrer ha llegado a su fin. Una vida deportiva de éxitos en la que ha tenido mucho que ver Javier Piles, el entrenador que lo guió durante 15 años, desde que apenas era un adolescente hasta ser uno de los mejores tenistas del circuito. Estas son las palabras de Piles, escritas para LA RAZÓN, en un día tan especial:

El descanso del guerrero

«Nunca pude imaginar que cuando empecé a entrenar y a acompañar a David pudiera llegar tan alto. Fue un septiembre del 99 cuando vinieron sus padres a hablar conmigo y comenzar aquella aventura. Puede que a los dos nos llegara en un momento oportuno e ideal para recorrer todos aquellos clubes de España y Europa donde empezar con la primera criba y ascensos en el ranking y poder abrir fronteras por todos los continentes y compartir vestuarios y pistas centrales con los mejores jugadores de la época: Agassi, Roddick, Moyá, Safin, Hewitt, Corretja...Fueron muchos los problemas del día a día tanto dentro como fuera de la pista para buscar una madurez necesaria en un chico de 17 años con unas importantes condiciones, pero que no era ni de cerca el mejor de su generación en España. Pocos contaban y confiaban en él. Un jugador que respetaba a todos sus rivales fueran mejores o peores que él, al que cuando las cosas no le salían el problema lo tenía conmigo o con él mismo, pero jamás con ningún rival, ni buscaba cualquier tipo de excusa externa (el viento, la línea, las bolas...). El ejemplo claro de cómo llegar a mejorar en todas las facetas tanto deportivas como personales viniendo desde muy atrás. Desde la previa del peor «Future», sin contar con ninguna plaza de «wild card» para poder evitar aquellas duras y difíciles previas y sorprendiendo a muchos grandes tenistas de la época, que se preguntaban quién era ese chico que empezaba a ganar a gente de primer nivel... como Agassi en Roma en 2003.Y una imagen a seguir, con permiso de Rafa Nadal, para todos aquellos niños que sueñan y luchan el día a día para triunfar en este difícil mundo del tenis de competición. Tres Copas Davis, más de 20 títulos ATP, final de Roland Garros, semis en el Open de Australia y el US Open, 1 Masters 1.000, diez años «top 10»... y todo con una generación en la que ha tenido que luchar con jugadores como Federer, Nadal, Djokovic, Murray...Disfruté, sufrí e intenté darlo todo por alguien que fue tan buen jugador como persona, los 15 mejores años de mi vida como entrenador que quedarán guardados en mi retina. Enhorabuena por este tiempo, David, gracias y a seguir luchando como tú sabes...»

Javier Piles