«Se ha evitado que Valdebebas sea un gueto al margen de la malla urbana»

Marcos Sánchez Foncueva /Gerente de la junta de compensación de Valdebebas

11/11/20 Madrid. Valdebebas Marcos S‡nchez, director gerente de la Junta de Compensación de Valdebebas. @Cipriano PastranoCipriano Pastrano DelgadoMadrid

Con una ubicación privilegiada en el noroeste de Madrid, frente a la terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez, Valdebebas se ha convertido en la puerta de la capital al siglo XXI. Diez millones de metros cuadrados cuya singularidad reside en la combinación de usos: residencial, ocio, trabajo, oficinas, hoteles, comercios y zonas verdes. Todo ello comunicado a través de una red de transporte público integrado que convierten a la zona en uno de los más importantes distritos residenciales, empresariales y de ocio de Madrid.

¿Por qué vivir en Valdebebas?

Por muchas razones, pero entre ellas es que tiene algo que no es común y es nuestro compromiso con el desarrollo. Los promotores no solo se han preocupado de urbanizar, sino que lo que han buscado ha sido la excelencia. Lo que nos permite llegar a resultados buenos. Muchas veces dicen que Valdebebas es una burbuja donde nunca caen los precios. Sin embargo, lo que está sucediendo es que se ha hecho una inversión muy importante en una urbanización reconocida por la Unión Europea como la más sostenible de España.

Se sigue identificando a Valdebebas con el lujo...

Cuando los promotores llegan a Valdebebas a edificar miran al vecino y ven que está construyendo con calidad. Y más allá de ser productos de lujo, que no es así, se ofrecen productos con mucha calidad. Viviendas sostenibles. Desde el inicio de la urbanización, se ha buscado siempre la sostenibilidad y certificaciones que acreditan que Valdebebas es ambientalmente limpia.

¿No da la sensación de que Valdebebas está alejada del centro de la ciudad?

En absoluto. Se ha evitado que sea un gueto que esté al margen de la malla urbana de Madrid. Se puso el acento en la movilidad, uno de los exponentes más claros de la sostenibilidad. Se ha buscado una movilidad que impida la utilización del vehículo privado y acortar los tiempos de distancia con el centro. Está previsto que llegue el metro a Valdebebas, y además se va a implantar el «bus rapid transit» (BRT), autobuses eléctricos que funcionarán a demanda. Además, tanto el Hospital de pandemias de Valdebebas, que está previsto que empiece a funcionar en noviembre, y la Ciudad de la Justicia, van a implicar la necesidad de una movilidad bastante alta. Habrá un intercambiador de transporte en la Ciudad de la Justicia donde confluirán metro, cercanías, «rapid transit» y líneas de autobuses.

¿La pandemia ha hecho que caiga la demanda de viviendas en la zona?

A pesar de los momentos complicados que estamos atravesando, Valdebebas sigue siendo un mar de grúas. El desarrollo se va consolidando desde el punto de vista residencial. Se vende casi todo, aunque los ritmos de venta se han retrasado. Sin embargo, no se ha producido una rebaja considerable de los precios a diferencia de otras zonas de Madrid, donde algunas promociones o la vivienda de segunda mano sí están viviendo esta caída.

¿Qué tipos de viviendas se están solicitando más?

La tipología de vivienda que quieren los compradores ha cambiado. Ahora se busca que tenga más espacio y eso afortunadamente se ofrece en Valdebebas. Hay promotores que han modificado sus proyectos para hacer más grandes las viviendas. También estamos asistiendo a una explosión de promociones en alquiler que se están empezando ahora. Estas son más pequeñas y con un futuro prometedor gracias a la Ciudad de la Justicia y al nuevo Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal.

¿Qué va a suponer para Valdebebas la ampliación de la Feria de Madrid?

Debería dinamizar el sector terciario, hoteles y oficinas. Sin embargo, hay demasiado suelo destinado a este fin y la demanda es poca. Esta es la pena que sentimos. Teniendo una huella residencial fantástica, con una urbanización ejecutada de calidad, y disponer de unas parcelas con sus aceras que no se terminan de ocupar, resulta una lástima. Pero eso no es culpa de Valdebebas ni de la Administración, sino de la situación actual y de la inflexibilidad del urbanismo español, que no se adecúa a las necesidades del momento. No es posible que ahora tengamos una demanda de vivienda protegida, o de alquiler, o para jóvenes, etc. tan alta y que no se pueda cubrir. Es casi un fatalidad.

¿Qué puede suponer Madrid Nuevo Norte para Valdebebas?

Es un complemento indispensable por la intención que ha existido siempre de que Valdebebas forme parte de la malla urbana de Madrid.

El puente de Valdebebas es otro de sus hitos, ¿cómo van las obras?

El puente sobre la Terminal 4 del aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez va a convertir a Madrid en una de las pocas ciudades del mundo que tenga su aeropuerto internacional a tres minutos de la ciudad y está previsto que esté finalizado el próximo mes de julio. Nos queda pendiente la calle 51, que bordea perimetralmente a la ciudad deportiva del Real Madrid, y el parque central, lo que dejaría cerrado el desarrollo urbanístico por el sureste. Desde el punto de vista de la ingeniería y la arquitectura va ser un hito.