ACS, Acciona, Ferrovial, FCC, Sacyr, OHLA y San José, entre las 100 constructoras más grandes del mundo

ACS, la constructora presidida por Florentino Pérez, lidera el ranking de ventas internacionales. En conjunto, las 100 compañías de construcción más grandes del mundo ingresaron 1,79 billones de euros durante 2021, un 14,1% más

Imágenes de recurso de la sede del Grupo ACS en Madrid
Exterior del edificio de la sede de la constructora española Grupo ACS en Madrid, a 17 de enero de 2020 FOTO: Eduardo Parra Europa Press

Las siete principales constructoras españolas cotizadas en Bolsa (ACS, Acciona, Ferrovial, FCC, Sacyr, OHLA y San José) se hacen un hueco nuevamente en la lista de las 100 compañías más grandes del mundo en este sector, con una facturación conjunta para las siete de 66.984 millones de euros (68.332 millones de dólares). Así lo recoge el informe anual Global Powers of Construction (GPoC) elaborado por Deloitte y publicado este miércoles. En conjunto, las 100 compañías de construcción más grandes del mundo ingresaron 1,79 billones de euros (1.819 billones de dólares) durante 2021, lo que supone un incremento del 14,1% en comparación al mismo periodo del ejercicio anterior.

La clasificación nacional de 2021 la lidera ACS, que ocupa la primera posición española y la 12 mundial (8 en 2020), con 32.500 millones de euros en ventas en 2021, si bien retrocedieron un 17% respecto al año anterior. Le siguen Acciona, que sube de la posición número 39 a la 36, con 9.500 millones de euros de facturación, un 30% más, y Ferrovial que pasa del puesto 42 al 40, con 8.000 millones de facturación, avanzado un 11%.

Después se encuentra Sacyr, que hace un mes dio un salto al Ibex 35, con 5.000 millones de euros en ventas, un 6,5% más, en el puesto número 59 (55 en 2020). Le siguen OHLA, con 3.000 millones de euros, un 1,7% más, en la posición 74 (la misma que en 2020), y Grupo San José, con 1.000 millones de euros, plana respecto a la facturación de 2020, pero que escala de la posición 99 de 2020 a la 96 en 2021.

Sumando las ventas de todas las españolas, la cifra representa el 3,8% del total a nivel global en la industria y consolida a España entre los países con mayor cuota de mercado, manteniendo el sexto puesto detrás de China, Japón, Estados Unidos, Francia y Corea del Sur. Ocho empresas chinas dominan el top 10, en el que solo resisten dos compañías francesas (Vinci, que recientemente compró a ACS su división industrial por 5.000 millones de euros, y Bouygues). Las chinas son CSCEC, CREC, CRCC, CCCC, MCC, Power China, China Energy y SCG.

ACS, a la cabeza del ranking de ventas internacionales

ACS, la constructora presidida por Florentino Pérez, sigue liderando la clasificación mundial de ventas internacionales entre las 100 constructoras más grandes del mundo y es la única compañía española presente en el top 30 de ventas a nivel internacional, con ingresos procedentes de operaciones de fuera de España que representan el 89,3% de su facturación -29.069 millones de euros (29.397 millones de dólares) de sus ventas totales-. Las francesas Vinci -26.997 millones de euros (27.302 millones de dólares)- y Bouygues -17.540 millones de euros (17.738 millones de dólares)- ocupan la segunda y tercera posición, respectivamente.

Ferrovial, Acciona y ACS, presentes en el top 30 de capitalización bursátil

En el ranking de las 30 compañías del mundo con mayor capitalización de mercado, Ferrovial registró un crecimiento del 13,7%, hasta los 22.676 millones de euros (23.020 millones de dólares), que lo mantiene en el sexto lugar de la clasificación. Acciona, con 10.342 millones de euros de capitalización (10.499 millones de dólares), escala hasta la posición 18 (21 en 2020), con una variación del 34,2% respecto al ejercicio anterior. ACS, por su parte, desciende hasta el puesto 29 desde el 18 de 202, tras registrar un decrecimiento bursátil del 21,8% y situar su capitalización en 7.300 millones de euros (7.401 millones de dólares). En conjunto, las tres compañías nacionales lograron una capitalización en los mercados de cotización superior a los 39.000 millones de euros (más de 40.000 millones de dólares), cantidad que representa el 8,4% de este selecto grupo de 30 empresas de construcción.

“Perspectivas positivas” pese a la incertidumbre

El estudio de Deloitte indica que las perspectivas económicas se han ralentizado durante el último año debido a los repuntes del Covid-19 y la invasión de Rusia a Ucrania. Si bien se prevé que el crecimiento mundial se desacelere del 6,1% en 2021 al 3,6% en 2022 y 2023, afirma que “las perspectivas para la industria de la construcción mundial siguen siendo positivas”.

El socio responsable mundial de Ingeniería y Construcción de Deloitte, Javier Parada, ha resaltado que las perspectivas de crecimiento del sector “son muy positivas, dado que a nivel global existe una necesidad relevante de invertir en infraestructuras”. No obstante, ha asegurado que el sector se enfrenta a “los retos planteados por las interrupciones en la cadena de suministros y los problemas relacionados con la escasez de materias primas y la mano de obra, que están causando presiones al alza en los costes de construcción

El informe destaca también las tendencias clave para la transformación de la industria de la construcción, en la que la digitalización jugará un papel relevante para cambiar la forma en la que operan las empresas constructoras, así como los cambios necesarios en los controles de riesgos y los modelos de contratación, las inversiones relacionadas con los criterios ESG y la necesidad de una mayor cooperación público-privada