Los anunciantes huyen de Twitter: Musk admite una “caída masiva de ingresos”

“Están intentando destrozar la libertad de expresión en Estados Unidos”, protestó el magnate. Marcas como General Mills, General Motors, Audi, Pfizer y Mondelez han retirado su publicidad

Elon Musk llega a la Conferencia de Inversión Baron en el Metropolitan Opera House, el viernes 4 de noviembre de 2022, en Nueva York
Elon Musk llega a la Conferencia de Inversión Baron en el Metropolitan Opera House, el viernes 4 de noviembre de 2022, en Nueva York FOTO: Yuki Iwamura AP

Elon Musk aseguró este viernes que Twitter ha tenido “una caída masiva de ingresos” por la retirada de anunciantes, de la que culpó a “grupos activistas” que presionan a las empresas. Musk, en un mensaje en la red social, subrayó que esta situación se está dando “a pesar de que nada ha cambiado con la moderación de contenidos” y de que se ha hecho “todo lo posible para apaciguar a los activistas”. “Están intentando destrozar la libertad de expresión en Estados Unidos”, protestó el hombre más rico del mundo, que la semana pasada cerró la compra de Twitter por unos 44.000 millones de dólares y que hoy despedirá 3.738 empleados de la red social, la mitad de los 7.500 actuales, asegura el “New York Times”.

Al menos dos importantes compañías publicitarias han recomendado a sus clientes suspender sus campañas en Twitter y varias grandes empresas han decidido ya detener sus anuncios a raíz de las dudas que ha creado su adquisición por parte de Musk y, sobre todo, sus planes para cambiar las políticas de moderación de contenidos. El gigante alimentario General Mills, por ejemplo, confirmó hoy que ha suspendido su publicidad, como también han hecho los fabricantes de automóviles General Motors o Audi; la farmacéutica Pfizer o el grupo de alimentos Mondelez.

Las empresas han comenzado a apartarse de Twitter, a pesar de que Musk ha tratado de tranquilizar a los anunciantes asegurando que la red social “no puede convertirse en un infierno” en el que todo vale y donde “puede decirse cualquier cosa sin consecuencias”.

El multimillonario ha anunciado la creación de “un consejo de moderación de contenidos” en la plataforma y que, mientras que este no comience a trabajar, no habrá cambios de calado en este ámbito. Sin embargo, se da por hecho que Twitter camina hacia una restricción de contenidos mucho menor, pues Musk siempre ha señalado la defensa de la libertad de expresión como una de sus prioridades para la red social y ha criticado, entre otras cosas, que se haya vetado a figuras como el expresidente estadounidense Donald Trump por supuestamente haber promovido la violencia. Hace dos días, Musk escribió su idea de moderación de contenidos: “Que te ataque la derecha y la izquierda al mismo tiempo es buena señal”.

Recortar gastos y aumentar ingresos

La publicidad representa actualmente alrededor del 90% de los ingresos de Twitter, aunque Musk ya ha dicho que quiere reducir esa dependencia y estudia, por ello, medidas como cobrar una cuota de 8 dólares mensuales a quien quiera tener su cuenta verificada y contar con otros beneficios. El empresario busca además un importante recorte de gastos y hoy ordenó el cierre de las oficinas de la compañía mientras comunica el alcance los despidos masivos que ha decidido.