El beneficio de Banco Santander crece un 32% tras aumentar un 14% sus créditos

La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín
La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín

El año ha empezado con fuerza en las oficinas de Banco Santander, que ayer presentó las cuentas correspondientes al primer trimestre. El banco presidido por Ana Botín obtuvo un beneficio de 1.717 millones de euros entre enero y marzo de 2015, cifra un 32% superior a la del mismo periodo del año anterior. Los ingresos del grupo financiero se incrementaron un 13% hasta los 11.444 millones. Además, esto es dos puntos porcentuales más que el alza de los costes, lo que sitúa la ratio de eficiencia del grupo financiero en el 47%.

Estos buenos datos han sido resultado en parte de un crecimiento de los créditos concedidos del 14%, dejando el importe neto en casi 794.000 millones de euros. Los depósitos suman 687.362 millones, con un aumento interanual del 11%. En este sentido, el consejero delegado de la entidad, José Antonio Álvarez, afirmó ayer que confía en que el crédito deje de caer en España en 2016.

De hecho, señaló que la financiación que concede Banco Santander en España crecerá este año, después de que ya haya empezado a mejorar su concesión en algunos sectores y a pesar de que la demanda aún no es «extraordinaria». La cartera de créditos a clientes en nuestro país creció un 1,3% entre enero y marzo, situándose en 161.023 millones.

El consejero delegado reconoció que el coste del crédito seguirá a la baja, consecuencia de la «intensa competencia» que existe en el sector a la hora de conceder financiación, estrategia que en su opinión «es buena», pero que se mantendrá sólo hasta que «no sea económico» conceder préstamos a diferenciales más bajos. Y todo ello, en un contexto de bajos tipos de interés, de nuevas exigencias reguladoras y de crecimientos económicos moderados, según Álvarez, que respecto a España apuntó que «no podremos hablar de mejora económica real hasta que baje el inaceptablemente alto» desempleo que existe, informa Efe.

De los diez mercados principales en los que opera el banco, todos obtuvieron ganancias y sólo Chile registró un descenso del beneficio. Brasil (516 millones), Reino Unido (477 millones) y España fueron los países que sustentaron el crecimiento del beneficio de la entidad. En el caso de España, las ganancias ascendieron a 357 millones de euros. Este dato supone un incremento del 42% respecto al primer trimestre de 2014. La nueva financiación a empresas crece un 24%, frente a un 36% que aumenta en el caso de clientes particulares. Las hipotecas aumentan un 23%.

La ratio de morosidad del banco ha bajado en un año desde el 5,52% de marzo de 2014 hasta el 4,85% actual. Banco Santander ha aumentado un 1,1% sus empleados, hasta los 187.262. Por el contrario, el número de oficinas ha bajado un 4,9%, hasta 12.920.