Publicidad
Publicidad
Actualidad

El coche eléctrico despega en dos meses

Las grandes compañías automovilísticas se volcarán con la electrificación en 2020, año en el que entra la nueva normativa europea de emisiones y en el que la vetusta flota española debe comenzar su renovación

El despegue del coche eléctrico es imparable. Puede que hasta ahora no haya alcanzado velocidad de crucero, pero en 2020 entra en vigor la normativa europea que reduce el nivel de emisiones de los vehículos a 95 gramos de CO2 por kilómetro, lo que debería disparar la venta de vehículos eléctricos para que los fabricantes eviten multas millonarias. Las grandes casas europeas y mundiales se están poniendo las pilas, en todos los sentidos, y avanzan un aluvión de modelos eléctricos para los próximos ejercicios. Esto va a aligerar los costes por la fuerte competencia y la variedad de modelos para todos los segmentos de población. Por ahora, solo Toyota, Smart y Tesla cumplen con la nueva normativa de la UE en el mercado español, pero se espera la irrupción, entre otros modelos, de la nueva generación de Golf, la octava, con hasta con cinco motorizaciones híbridas ('Mild hybrid' e híbrida enchufable), además de en gasolina, diésel y gas natural.

Publicidad

Respecto a la preocupación por las recargas, cada vez es menor y cuenta con más argumentos para la tranquilidad. La autonomía media de los vehículos ronda los 400 kilómetros y los 600 en los modelos de gama alta, y los puntos de recarga resultan más que suficientes para la actual flota. La mayoría de compañías eléctricas tardan menos de una semana en colocar un punto de recarga residencial y algunas incluso lo reducen a tres días. Y es ahí, en los centros de trabajo y en los hogares donde se producen el 80% de las recargas. Además, hay multitud de centros comerciales que comienzan ya a disponer de postes eléctricos para recargar y seguir comprando. Por si no fuera suficiente, España dispone de 11.500 estaciones de servicio que deben sobrevivir a la electrificación.

Aunque las ventas de coches eléctricos e híbridos muestran altos ritmos de crecimiento en España, de un 40% en 2018 y del doble (111%) hasta septiembre de este año, todavía representan una pequeña parte de las ventas totales. La directora general de la asociación de vendedores de vehículos Ganvam, Ana Sánchez, se quejó esta semana, durante el V Congreso Europeo del Vehículo Eléctrico celebrado en Madrid, de que, pese a que hasta septiembre se han doblado las matriculaciones de turismos eléctricos, sólo suponen 7.470 unidades, lo que hace prever que será "más que difícil"cumplir con el objetivo de que haya 5 millones de vehículos eléctricos en 2030 o que representen el 15 % del parque automovilístico, como contempla el Plan de Energía y Clima. La propia ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, ha reconocido en el mismo Congreso que los 45 millones de euros con los que está dotado el Programa de Incentivos de Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves) son "insuficientes".

Por eso, 2020 será clave para el comienzo de la transformación eléctrica. Primero, porque el parque móvil español ha envejecido un 50% desde la crisis, es de los más viejos del Continente, con 12,4 años de media, y muchos españoles están retrasando la renovación a la espera de que se aclare del todo cuál es la mejor opción. Nadie quiere optar por el Beta si va a triunfar el VHS y menos en una inversión cuantiosa. Segundo, porque ya se dan las condiciones para la electrificación. Y tercero, porque la oferta se va a disparar y abaratará las compras.

En este sentido, el grupo PSA dispondrá de una versión electrificada de todos sus modelos en 2025, según anunció el director de vehículo eléctrico del grupo PSA en España, Ricardo de Lombas, quien confía en la salida al mercado del parque móvil eléctrico de flotas, cuya renovación de coches se produce cada 36 o 48 meses, o de menos de un año en el caso del alquiler, frente a una edad media del parque automovilístico español que está en esos 12,4 años. La irrupción de eléctricos de segunda mano comenzará previsiblemente en 2020 y años sucesivos.

Publicidad

También el grupo Volkswagen ha anunciado que lanzará al mercado cerca de 70 modelos eléctricos y venderá más de tres millones de vehículos de este tipo anualmente hasta 2025, en el marco de su programa de reducción de emisiones contaminantes. Para cumplir con este objetivo, Volkswagen se centrará en la electrificación de su flota con el desarrollo de la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica y ofreciendo a sus clientes electricidad de fuentes renovables para la recarga de baterías.

A partir del año que viene, la compañía prevé lanzar al mercado el coche eléctrico ID.3, cuya producción, que comenzará en próximo 4 de noviembre en la planta de Zwickau (Alemania), es neutra en CO2. De hecho, para producir este y el resto de modelos eléctricos, el fabricante reconvertirá ocho plantas de vehículos de Europa, China y Estados Unidos hasta 2022. El objetivo del gigante alemán es que para 2030 la flota de coches nuevos del grupo sea en un 40% vehículos eléctricos.