El «Peseto Loco»: «Hace falta volcar muchas más (VTCs)»

En 2016 fue condenado por disparar contra un Cabify

El «Peseto Loco» Líder del sector radical del taxi
El «Peseto Loco» Líder del sector radical del taxi

En 2016 fue condenado por disparar contra un Cabify

Fue condenado por disparar contra un coche de Cabify. Desde entonces, se ha convertido en el adalid más popular de las protestas de los taxistas contra las empresas de arrendamiento de vehículos con conductor (VTC). Su nombre es Nacho Castillo Jiménez, tiene 36 años y es natural de Algete. En el sector del taxi se le conoce como el «Peseto Loco», uno de los agitadores más radicales y antisistema de las protestas contra las empresas que funcionan con licencias VTC (como Uber o Cabify).

«El Peseto» es uno de los integrantes de la Plataforma Caracol, la organización responsable de que Madrid parase desde el pasado viernes y conductores de la radio encargada de dar voz a los taxistas indignados, como adelantó LA RAZÓN. Nacho Castillo contribuyó a reunir la marabunta de taxistas en la T-4 del aeropuerto de Barajas.

La fama le llegó en 2016, año en que fue condenado por disparar con una pistola de aire comprimido contra un vehículo de Cabify. A pesar de negarlo por activa y por pasiva (dijo que había encontrado la pistola en la basura, según él, para encubrir a un compañero), este incidente le colocó en la cresta de la ola. Es venerado en redes sociales, donde, además, es particularmente subversivo. Lo último: comentar un vídeo a través de Twitter, en el que mostraba cómo un grupo de taxistas volcaba un vehículo VTC hasta hundir su techo, en el aeropuerto del Prat. El agitador contestó: «Hace falta volcar muchas más hasta llegar al 1/30».