MENÚ
sábado 17 agosto 2019
12:34
Actualizado

La prima de riesgo en Argentina se duplica en solo dos días

Cierra en 1.600 puntos básicos. El peso sigue cayendo y las empresas españolas resisten.

  •  Un transeúnte pasea por las calles de Buenos Aires frente a una pantalla con el cambio de divisas
    Un transeúnte pasea por las calles de Buenos Aires frente a una pantalla con el cambio de divisas

Tiempo de lectura 2 min.

14 de agosto de 2019. 04:28h

Comentada
H. Montero 14/8/2019

ETIQUETAS

Argentina vive en estado de esquizofrenia, algo más que frecuente en un país acostumbrado a la grandilocuencia en todos los órdenes, sobre todo, en la política. El triunfo del candidato «kirchnerista» ha desatado la psicosis en los mercados del país austral, a los que una leve alteración les causa convulsiones, tras padecer mil crisis, la última de ellas el pasado año, cuando el peso se cayó del todo y perdió un 50% de su valor. Con la inflación enajenada y los capitales en abierta fuga, el presidente, Mauricio Macri, tuvo que recurrir al auxilio del FMI, que insuflará 56.000 millones de dólares hasta 2020, quizá con el «kirchnerismo» de vuelta en la Casa Rosada.

La sacudida siguió ayer con menor intensidad que el pasado lunes. El peso y los bonos argentinos vinculados al dólar cayeron de nuevo en la segunda jornada de incertidumbre tras la victoria en las primarias de Alberto Fernández sobre Macri. El peso se depreció otro 2,28% respecto a su referencia, el dólar, con un cambio de 54,75 pesos por billete verde. A esta caída hay que sumar el desplome del 30% sufrido el pasado lunes, cuando el peso se intercambiaba a 65 pesos el dólar.

Entre las empresas españolas más perjudicadas figura Prosegur, que ayer se dejó un 5,56% en el parqué madrileño. Desde el lunes, el grupo de seguridad ha cedido más de un 17% en el valor de sus acciones. Pese a todo, las empresas españolas mantienen el tipo por ahora. BBVA, con una fuerte exposición en Argentina, apenas se vio afectado. De hecho, los títulos de la entidad que preside Carlos Torres Vila subieron ayer un 1,8% tras el descalabro de la sesión del lunes, cuando las acciones cayeron un 3,61% en una sesión claramente bajista para la banca en la bolsa madrileña.

Telefónica, Mapfre o Banco Santander también recuperaron ayer el terreno perdido el lunes, menor en cualquier caso que el sufrido por Prosegur.

«El mercado teme que Fernández lleve al país al impago, imponga el control de capitales y trate de renegociar con el FMI. En esencia, los mercados creen que Fernández es el regreso al populismo», indicó el analista de Bank of America Merril Lynch, Claudio Irigoyen.

Fernández, que concurrirá en su «ticket» electoral con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, asestó una dura derrota a Macri, un firme defensor del libre mercado, logrando 15 puntos de ventaja.

La prima de riesgo alcanzó los 1.600 puntos básicos, su nivel más alto desde que Macri llegó al poder y el doble del cierre de la jornada precedente, cuando el diferencial cerró en los 877 puntos básicos. En lo que respecta a la Bolsa, el índice S&P Merval, el principal del parqué de Buenos Aires, abrió con una fuerte subida del 10,44%, un pequeño alivio tras el derrumbe del 37,93% vivido el lunes. La alegría fue decayendo con el paso de la jornada y en el tramo final antes del cierre avanzaba cerca de un 3,5%.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs