España

300.000 políticos, 750 imputados: el 0,25%

Las encuestas señalan tozudamente entre los problemas que más preocupan a los españoles la corrupción y la clase política en general. Sólo la losa del desempleo es percibida como más preocupante por la sociedad española. Los sonoros casos de corrupción que en las últimas semanas han copado la atención de la opinión pública provocarán seguramente que en el próximo estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas, cuya publicación está prevista para la próxima semana, los índices de preocupación seguirán subiendo. De hecho, las 2.500 entrevistas del estudio coincidieron con el estallido del caso de las tarjetas en B de Caja Madrid. Sin embargo, un desapasionado análisis de las cifras de corrupción en nuestro país demuestra que el porcentaje de políticos españoles imputandos en las cerca de 1.700 causas abiertas por la Justicia sobre este tema es aproximadamente del 0,25%. Es decir, sólo uno de cada 400 políticos españoles estaría imputado en un caso de corrupción.

Publicidad

La cifra es, por supuesto, una estimación aproximada ya que no existe ningún informe oficial que dé el número exacto de personas con cargos de índole política que cobre un sueldo a cargo de las distintas administraciones españolas. En referencia al número de políticos que verdaderamente hay en España hay varias estimaciones realizadas por medios de comunicación y diversas organizaciones. Las más alarmista de todas ellas, realizada por un particular y que circula por diversos foros de Internet, cifra en 445.000 el número de políticos. Una visión que parece más ecuánime, recogida por el economista César Molinas y la abogada del estado Elisa de la Nuez y publicado en «El País», habla de que en España habría alrededor de 300.000 políticos. Ésta es la cifra elegida para la presente estimación, un número que no deja de ser preocupante en un país con más de cinco millones de parados. De hecho, esta estimación habla de que, en nuestro país, habría más cargos políticos que médicos, policías y bomberos juntos. Tampoco las comparaciones con otros países de nuestro entorno nos dejan en buen lugar. Italia tendría, en base también a estimaciones realizadas en este país, aproximadamente 200.000. La comparación con Alemania es más sangrante si cabe, ya que se trata de una nación con un sistema constitucional análogo al español (los Länder alemanes operan de manera parecida a las comunidades autónomas españolas) y con una población muy superior (más de 80 millones de habitantes. Alemania cuenta con aproximadamente 100.000 cargos políticos. Al no existir cifras oficiales (exceptuando la administración municipal, donde la Federación Española de Municipios y Provincias da cifras exactas de número de alcaldes y concejales), las estimaciones se han realizado de la siguiente manera. Por ejemplo: a nivel estatal España cuenta con 350 diputados y 266 senadores. Si se estima una media de 10 asesores por miembro de las cortes la cifra resultante es 6.160. Realizando esta misma operación con ministerios, diputaciones provinciales, mancomunidades, entidades públicas de todo tipo, parlamentos y ejecutivos autonómicos, etc. resultaría la cifra aproximada de 300.000 políticos.

Tampoco es fácil inferir el número exacto de políticos imputados en causas relacionadas con la corrupción. La primera dificultad estriba en que, en el ordenamiento jurídico no existe, como tal, el delito de corrupción. Las tipos penales de los que se acusa a los imputados suelen ser prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas a funcionarios, blanqueo de capitales, revelación de secretos, fraude, apropiación indebida, estafa o falsedad en documento público.

Según la memoria del Consejo General del Poder Judicial referente a 2013 y publicada en septiembre de 2014, existirían en nuestro país 1.661 causas relacionadas con la corrupción. Actualmente andarían cerca de las 1.700. En ellas suelen aparecer como imputados tanto políticos como empresarios, sindicalistas, testaferros, etc. por lo que el montante total de imputados por cada una de estas causas no puede ser utilizando sin discriminar primero a los uno de los otros. En una información de Ep, fechada en abril de 2014 y basada en la memoria del CGPJ, se cifraba en unos 500 los políticos españoles imputados por la Justicia en causas relacionadas con la corrupción. Desde comienzos de año, alrededor 250 nuevos políticos han sido imputados, lo que situaría el total en 750. El porcentaje de políticos españoles imputados (un 0,25%) resultaría de cruzar estas dos cifras, por un lado los 300.000 políticos y las aproximadamente 750 imputaciones actuales. Por último, en estos momentos, sólo 20 políticos españoles están en prisión por delitos relacionados con la corrupción, 14 de ellos sólo en Baleares.

Publicidad