Antonio Troitiño, «Hermano de sangre» de Inés del Río en el «comando Madrid»

Atentado del "Comando Madrid"en 1986 en la plaza de Republica Dominicana, Madrid
Atentado del "Comando Madrid"en 1986 en la plaza de Republica Dominicana, Madrid

Inés del Río Prada y Antonio Troitiño Arranz tuvieron una destacada participación en dos de los atentados del «comando Madrid», en los que fueron asesinados un total de 17 guardias civiles. El 25 de abril de 1986, se produjo el atentado de la calle Juan Bravo. Troitiño se lo contó a la Policía con toda la frialdad propia de un terrorista: «Esta información la teníamos de la campaña anterior. Para llevar a cabo la acción nos dividimos por parejas; cuando comprobamos que el Jeep pasaba por allí todos los días a la misma hora, en el piso de la calle Carranza 11, los miembros del "comando"decidimos cometer el atentado. Estaban presentes en esta decisión los miembros de la infraestructura ilegal, entre ellos Inés del Río Prada, "Nieves". Para realizar la acción, preparamos un Seat 124 con tres ollas de explosivo y tornillería para aumentar los efectos mortíferos del material explosivo. Una vez preparado, le colocamos las placas de matrícula que habíamos cogido de un coche abandonado. El día elegido para el atentado, salimos del piso de la calle Carranza armados con pistolas y una granada, como era habitual en nuestros movimientos por Madrid. Aparcamos el Seat 124 cargado de explosivos al lado de un hospital por donde tenía que pasar, sobre las 7:30 de la mañana, el coche de la Guardia Civil. Una vez allí, nos colocamos en una calle paralela a la izquierda de Juan Bravo y me coloqué en un lugar estratégico de una plaza desde donde tenía visión directa del Seat 124. Cuando el Jeep pasó a la altura del 124, no tuve más que accionar el mando para provocar la explosión».

El 14 de julio de ese mismo año, el atentado contra la Guardia Civil fue perpetrado en la Plaza de la República Dominicana: «La información para este atentado, dijo Troitiño, la obtuvimos durante unas vigilancias que hicimos sobre el Parque de Automovilismo de la Guardia Civil. Después de comprobar la información durante unos cinco días, labor en la que nos ayudó "Nieves", decidimos que ya podíamos llevar a cabo el atentado. La furgoneta que cargamos de explosivo la había comprado Iñaki (de Juana Chaos) en el Rastro y la preparamos. La acción se planeó en la calle Carranza en presencia de "Nieves"».

El día del atentado aparcamos en el lugar donde la noche anterior habíamos dejado un Citroën BX. Yo me coloqué en una parada de autobús próxima con visión directa para accionar el mando a distancia en el momento en que el autobús pasara a la altura de la furgoneta».

«Una vez que se produjo la explosión, nos trasladamos en un R-18 a las proximidades del garaje de Sambara, desde donde me dirigí al piso de Ricardo Ortiz e Iñaki hizo lo mismo después de entregarle el coche a "Nieves", que lo metió en el garaje».