Iglesias y Errejón pasan de los «zascas» al beso en la boca

Los dos dirigentes de Podemos se animan a besarse bajo el muérdago como dos buenos amigos tras semanas de mensajes velados

Beso bajo el muérdago de Íñigo Errejón y Pablo Iglesias
Beso bajo el muérdago de Íñigo Errejón y Pablo Iglesias

Así arreglan en Podemos sus diferencias. Tras semanas de rifirrafes, mensajes velados, zascas y demás palabras que se nos ocurran para definir los tensos desencuentros entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, van y se dan un beso en la boca bajo el muérdago.

Así arreglan en Podemos sus diferencias. Tras semanas de rifirrafes, mensajes velados, golpes de efecto, zascas y demás palabras que se nos ocurran para definir los tensos desencuentros entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, van y se dan un beso en la boca bajo el muérdago.

La artífice de este milagro navideño ha sido la imprevisible Thais Villas, colaboradora del Intermedio de La Sexta. Los dos podemitas se encontraban en la entrega de premios de la Asociación de Periodistas Parlamentarios cuando fueron «pillados» por Villas, que no dudó en colocar una ramita de muérdago sobre sus cabezas. El resto, ya se lo saben. Sonrisa amplia ante la encerrona y una declaración de intenciones: «Somos muy de besar». Así que, en lugar de clavarse más cuchillos por la espalda decidieron lanzarse a ello, al beso.

Y en cierto modo es cierto, lo de besar es una tradición en la formación morada. Inolvidable fue aquel beso en la boca entre Pablo Iglesias y Xavier Doménech tras su estreno en la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados.

Iglesias y Domènech, abrazo y beso en los labios #DebateDeInvestidura https://t.co/seoDSdxDff pic.twitter.com/6hinqgo9xa

En aquel momento, el líder de Podemos dijo que se trataba de un beso de «fraternidad» ante la ¿atenta? mirada de los ministros del PP. La pregunta ahora es de qué tipo es el que le dio ayer a Errejón. ¿De Judas?