Política

EH Bildu quiere que el Parlamento vasco vete a Casado, Rivera y Abascal en campaña

Registra una proposición donde les acusa de “provocar tensión social” con su presencia en territorio vasco

La formación independentista pide a los partidos "de ámbito español"que en la campaña "no tensionen la convivencia y no usen Euskal Herria para sacar votos en España"

Publicidad

EH Bildu ha registrado en el Parlamento Vasco una Proposición no de Ley (PNL) con la que pretende vetar que partidos como PP, Cs o Vox puedan ir al País Vasco a hacer campaña electoral de cara a las elecciones del 10-N. En su proposición insta a la institución vasca a que se exija a los partidos políticos “que apenas tienen representación electoral” en el País Vasco a que no pisen por allí para “obtener votos fuera de aquí” porque asegura que lo que hacen cuando acuden a realizar mítines es “tensionar la convivencia causando incidentes o momentos violentos”. Eso sí, el veto quiere que sea haga desde “el respeto a la libertad de expresión de la ciudadanía, asociaciones y partidos políticos”, indica la iniciativa.

Según argumenta el diputado abertzale Unai Urruzuno las campañas de Casado, Rivera o Abascal “no son un libre ejercicio de libertad de expresión” sino que lo tilda de “astuta artimaña de comunicación que pervierte ese principio”.

Considera que desde el «Estado español» se está imponiendo «una manera perversa de hacer política» en la que se «toma» el País Vasco para «provocar». Considera que PP, Cs y Vox lo que hacen con sus actos de campaña es «ofrecer una imagen distorsionada deformando» el País Vasco y que por tanto se convierte en una «profecía autocumplida» en el que se establece la tesis de que es un «territorio violento».

Publicidad

En dicho escrito enumera «los actos de Vox del 13 de abril en San Sebastián y Bilbao y les responsabiliza de lo ocurrido ya que por ir se «provocaron graves incidentes, causando graves daños materiales y personales.

También destaca el acto de Cs en Rentería donde les responsabiliza de la «tensión». También tildan de «provocación» el acto que la plataforma ciudadana de Cs organizó en Alsausa lo que el diputado abertzale valora como una «utilización» del municipio y valiéndose del «sufrimiento» de las familias de los agresores de los guardias civiles y sus parejas. También recuerda la entrevista de Casado en dicho municipio el 6 de marzo en el bar Koxka donde fueron agredidos los agentes que también atribuye a dicha provocación y que se hizo sin permiso del dueño del bar.

Publicidad