Política

Juan Carlos I impulsa la cooperación educativa entre España y Marruecos

El Rey Juan Carlos I elogió hoy la voluntad de España y Marruecos de dar "un salto cualitativo"en la cooperación en materia de educación e investigación, un aspecto de las relaciones bilaterales que, dijo, tiene una "vertiente prometedora"en el proceso de "asociación estratégica"entre ambos países.

El Rey Juan Carlos I elogió hoy la voluntad de España y Marruecos de dar "un salto cualitativo"en la cooperación en materia de educación e investigación, un aspecto de las relaciones bilaterales que, dijo, tiene una "vertiente prometedora"en el proceso de "asociación estratégica"entre ambos países.

Don Juan Carlos habló en la clausura de un encuentro en Rabat entre 14 rectores de universidades españolas y 13 rectores marroquíes, en presencia del director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha.

Se refirió el Rey al "gran esfuerzo"que España está haciendo para promocionar el castellano en Marruecos, donde 15.000 marroquíes estudian español en once colegios e institutos y once centros del Cervantes, y dijo que la aspiración es que la lengua española "ocupe en este admirado país el lugar que le corresponde por historia, vecindad y cercanía".

Su exposición abordó por un lado el "esfuerzo común"en educación que están llevando a cabo los dos países, y por otro el valor de la colaboración recíproca para intensificar los estudios de español.

El mismo encuentro de los rectores, clausurado por el Rey Juan Carlos dentro de su viaje oficial a Marruecos, supone a su entender "una muestra clara de que ambas naciones han alcanzado una sólida madurez en sus relaciones".

Dentro de lo que llamó "cooperación reforzada"en materia universitaria, apuntó que "el horizonte final es la creación de una red universitaria hispano-marroquí que se convierta en un auténtico referente para la cooperación entre nuestras dos regiones".

En este sentido, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, presente en el acto, señaló que el programa europeo Erasmus para intercambio de estudiantes universitarios puede servir de "modelo"de futuro para las relaciones entre España y Marruecos en materia educativa.

Con referencias a una tradición de relaciones que se remonta a la Edad Media, con contactos entre las universidades de Fez con la de Salamanca o el Estudio General de Palencia, el Rey Juan Carlos aseguró que la perspectiva de entre cuatro y seis millones de universitarios de todo el mundo que en 2025 estudiarán fuera de sus países supone un "estímulo"y un "reto"para España y Marruecos.

Respecto al castellano, segunda lengua de comunicación internacional y también la segunda más utilizada en internet, el monarca español dijo que España quiere que "de esta sólida realidad puedan beneficiarse la sociedad y la economía marroquíes, al tiempo que se fortalecen los lazos entre nuestros dos pueblos".

Con el impulso de la enseñanza del español se trata, insistió, de "favorecer el objetivo compartido que supone el logro de la mayor prosperidad hispano-marroquí", porque la cultura y la educación, insistió, "son pilares fundamentales en la construcción de ese futuro común que pertenece a nuestros jóvenes".

Por su parte, el ministro García-Margallo aprovechó el acto para enfatizar que España y Marruecos son "países estables que hemos hecho de la reforma nuestra estrella polar"y que han apostado por el "camino más acertado"y "tranquilo"de la transición, algo a lo que "no es ajeno que tengamos dos regímenes monárquicos que han contribuido a la estabilidad", según sus palabras.

El director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, explicó que en Marruecos esta institución difunde no sólo el español que se habla en España sino el de todos los países hispanohablantes porque "no es sólo una obra de España, sino una obra de todos los que hablamos español".

La presidenta de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CREU), Adelaida de la Calle, y el ministro de Enseñanza marroquí, Lahcen Daoudi, también defendieron el impulso a la cooperación educativa.

Este I encuentro de rectores sirvió para que los gobiernos de España y Marruecos firmaran un acuerdo de intenciones para impulsar la movilidad universitaria, entre otros aspectos de colaboración, y para sistematizar la cooperación entre universidades de los dos países, con una comisión encargada de supervisar los avances.