El director de la DGT asegura que «nadie» le ha adjudicado una vivienda «por la cara»

"En mi vida podría ocupar un pabellón de la Guardia Civil sabiendo que hay mandos esperando", ha aclarado

Gregorio Serrano, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy en la sede de la Dirección General en Madrid
Gregorio Serrano, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy en la sede de la Dirección General en Madrid

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha asegurado esta noche que nadie le ha adjudicado una vivienda "por la cara"y que no ha ocupado "jamás"una propiedad de la Guardia Civil y "mucho menos de manera gratuita".

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha asegurado esta noche que nadie le ha adjudicado una vivienda "por la cara"y que no ha ocupado "jamás"una propiedad de la Guardia Civil y "mucho menos de manera gratuita".

"Jamás he tenido noticia de que a mí me hayan adjudicado nada -ha explicado Serrano en rueda de prensa convocada esta noche--. A mí nadie me ha adjudicado nada por la cara porque yo he venido a servir a mi país, a mi Ministerio y a mi ministro".

"En mi vida podría ocupar un pabellón de la Guardia Civil sabiendo que hay mandos esperando", ha aclarado, al tiempo que ha aseverado que no tiene "nada que ocultar".

Serrano ha aclarado que fue la Guardia Civil la que pidió el pasado 8 de febrero que se les cediera el uso de unas instalaciones situadas en la calle Emilio Muñoz en las que precisamente está ubicada la vivienda que tradicionalmente ha sido ocupada por los directores de tráfico.

Una vivienda, ha explicado, que llevaba más de un año sin ocupar y que estaba pendiente de reformar. Por este motivo y ante la petición de la Guardia Civil, Serrano respondió una semana después que aceptaba la solicitud a cambio de que el instituto armado le cediera otra de sus viviendas.

El director ha señalado que no obtuvo respuesta, si bien ha recordado que la Dirección General de la Guardia Civil ha informado esta tarde que finalmente la permuta fue rechazada "por los motivos que considerasen".

"La verdad es que estoy un poco dolido, por ser suave y creo que jamás he hecho indigno ni deshonroso y no iba a venir a ocupar este puesto".

"No he cometido ninguna irregularidad en mi vida", ha reiterado, al tiempo que ha señalado: "se han cebado contra mi persona".

La comparecencia de Serrano se produce 24 horas después de que se informara de la supuesta cesión de una vivienda de la Guardia Civil para su disfrute gratuito.

Por su parte, la Guardia Civil ha asegurado esta tarde que no ha adjudicado "ninguna"vivienda a la Dirección General de Tráfico porque desestimó la propuesta al no considerarla de interés para el Cuerpo.

La Guardia Civil sostiene que "no es cierto"que se haya producido una "adjudicación a dedo y gratis"de una vivienda para Serrano, sobre quien asegura que no reside en ninguna vivienda del cuerpo.

La Guardia Civil aclara que se produjo una solicitud de ampliación de uso de una instalación que, finalmente, fue rechazada.

La Guardia Civil detalla en el comunicado que: "el pasado 8 de febrero la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil solicita a la DGT ampliar el uso y disfrute de alguna de las instalaciones disponibles en el anexo al edificio principal que usa la Agrupación en Madrid".

"Ante esta petición el pasado 15 de febrero la Dirección General de Tráfico solicitó a la Dirección General de la Guardia Civil una permuta de esas instalaciones, a cambio de una vivienda oficial de la Guardia Civil". Según la Guarida Civil esta práctica "es habitual"entre instituciones y busca el interés y beneficio mutuo.

El comunicado sostiene que "una vez que la Guardia Civil realiza un estudio sobre la viabilidad de la propuesta, se desestima por no considerarse de interés para el Cuerpo".

Y agrega que se desestima, "a pesar de ser un procedimiento legal al existir una fórmula de "Cesión especial de uso, amparada en el Título IV, Art. 90 de la Ley 33/2003 de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas".

En paralelo a estos trámites, prosigue el comunicado, "mientras que se realizaba el estudio técnico correspondiente de valoración de la permuta solicitada, se comienzan los trámites para llevar a cabo una reforma"sobre la vivienda.

Esta vivienda, pertenece a la Comisión Liquidadora del Patronato de Viviendas de la Guardia Civil, que ocupan en régimen de alquiler personal del Cuerpo en activo, retirado, así como sus viudas que cumplan con los requisitos vigentes.

"Una vez que se desocupan, dependiendo del estado en el que se encuentren (ésta en concreto -apostilla el comunicado- llevaba 50 años habitada sin haberse hecho ninguna reforma), se acondicionan y se introducen en el circuito de pabellones oficiales de la Guardia Civil".

Para la Guardia Civil, la obra debía realizarse de todos los modos y "al detectarse que se citaba el supuesto usuario final de la vivienda cuando no existía ninguna adjudicación de la misma, la Memoria fue modificada posteriormente el pasado 16 de marzo".

El comunicado concluye que "en ningún momento se ha realizado la adjudicación a la Dirección General de Tráfico de ninguna vivienda de la Guardia Civil", que recuerda que en 2016 invirtió más de 3 millones de euros en reformas de pabellones oficiales en toda España.