Guardias civiles costean los aseos de los agentes que vigilan el chalet de Pablo Iglesias

El Instituto Armado asegura que solicitó permiso al Ayuntamiento de Galapagar para instalar una caseta con calefacción y el consistorio no tiene constancia de dicha petición

El Instituto Armado asegura que solicitó permiso al Ayuntamiento de Galapagar para instalar una caseta con calefacción y el consistorio no tiene constancia de dicha petición

La Unión de Guardias Civiles solicitaron hace diez días los permisos al Ayuntamiento de Galapagar para proceder a colocar un aseo portátil en vía pública con el fin de facilitar el servicio a los agentes que prestan seguridad a las puertas del chalet del líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El secretario general de la zona centro de la UniónGC, Guillermo Freire aseguró que en el momento que recibieron quejas de sus compañeros sobre la situación en la que prestaban el servicio “en condiciones penosas” ya que tenían que ir campo través o esperar al relevo en un turno de 8 horas para ir al servicio.

Según indicó Freire estos aseos portátiles se alquilan mensualmente y ellos se harán cargo de la cuantía ya que no se había logrado aún que se colocara una caseta en condiciones para los agentes que llevan cuatro meses prestando servicio. De momento dicho aseo estará instalado un mes y será abonado con las cuotas de los afiliados de la asociación de guardias civiles. Además, destaca que ellos no entran en la “problemática” a la hora de prestar el servicio sino en las condiciones del mismo. Además, subraya que había dado cuenta a la comandancia de la solicitud que habían hecho desde la Unión de Guardias Civiles. “Pensarían que no lo íbamos a hacer...” y asegura que aún no se había puesto nadie en contacto con ellos. “Es la primera vez que pedimos algo similar”, destaca.

Según fuentes de la Dirección general de la Guardia Civil ellos habían solicitado un permiso al ayuntamiento de Galapagar para proceder a la instalación de una caseta prefabricada que contara con calefacción y baño en las inmediaciones del chalét de Iglesias y que “cuando se autorice se instalará”. Asimismo, estas mismas fuentes aseguran que “el personal que trabaja en la casa, tiene a su disposición las instalaciones de la propia vivienda”.

Sin embargo, fuentes del Ayuntamiento de Galapagar aseguraron a este periódico que “no tenemos conocimiento ni constancia fehaciente de que ninguna institución pública haya solicitado la instalación de elemento alguno -en referencia a la caseta con calefacción y baño- en la vía pública del municipio de Galapagar en relación a este asunto”.