La Policía asalta un pesquero en el Atlántico con más de 3.000 kilos de cocaína

Prisión comunicada sin fianza para seis de los detenidos por el alijo de cocaína en alta mar

Un juzgado de Vigo ha decretado libertad para uno de los detenidos y prisión comunicada sin fianza para seis de los 21 arrestados en la operación Albatros, en la que la Policía asaltó en medio del Atlántico un pesquero de bandera senegalesa con 3.400 kilos de cocaína, según el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.

El fiscal antidroga de Pontevedra, Luis Uriarte, ha declarado a los medios esta tarde que de los siete arrestados a los que hoy se ha tomado declaración, entre ellos los componentes de este entramado con mayor peso, la mayoría se acogió a su derecho a no declarar.

El fiscal ha pedido prisión para todos ellos menos uno, para el que ha solicitado libertad provisional, y los delitos de los que les acusa son tráfico de sustancias que causan grave daño a la salud en cantidad de extraordinaria gravedad, pertenencia a organización delictiva y uso de un buque, circunstancia agravante.

El resto de los detenidos pasará mañana a disposición del juzgado número 4 de Vigo, que es el que se encuentra de guardia.

En el marco de la operación Albatros, en la que han participado más de un centenar de agentes, han sido detenidos cinco personas en alta mar (el patrón del pesquero "Riptide", de nacionalidad coreana, y el resto de la tripulación, de nacionalidad indonesia) y otras 16 otros en distintas localidades gallegas.

El pesquero apresado a medio camino entre Venezuela y las Azores está siendo remolcado por la embarcación "Petrel", del Servicio de Vigilancia Aduanera, y podría llegar al puerto de Vigo en el plazo de una semana o diez días, informaron a Efe fuentes de la investigación.

El abordaje se produjo durante la madrugada del 29 de mayo pero la operación continuó en tierra en la jornada de ayer, y se precipitó por la urgencia de detener a uno de los responsables de la organización, enlace de la red exportadora de la droga en España y que tenía un vuelo previsto a Caracas.

Además de los cinco detenidos en el barco, otras 16 personas fueron arrestadas en la provincia de Pontevedra (Vigo, Oia y la comarca del Salnés), así como Ourense, gracias a un dispositivo policial coordinado por Greco-Galicia, de la Comisaría General de la Policía Judicial y la UDYCO de la jefatura de Galicia.

Entre los 21 detenidos figura el representante de la organización venezolana en España y el grupo gallego encargado de coordinar la entrega de la droga.

En el dispositivo han participado más de cien agentes de los GOES, la UPR, la UIP, la UDEV de la Comisaría de Vigo, del Servicio Aéreo policial y especialistas de la Policía Científica.

En total se han practicado diez registros en lo que se han intervenido dos armas de fuego reales, otra de balines y una simulada; ordenadores, teléfonos móviles, anotaciones relacionadas con embarcaciones, unos cinco mil euros en efectivo y varios vehículos.

La Policía subraya que la operación permanece abierta y no se descartan nuevas detenciones.