Letizia y Michelle, el reencuentro de dos amigas

Michelle Obama y Doña Letizia presiden un acto en favor de la educación femenina: «Es necesario un cambio cultural para combatir la desigualdad», asegura la primera dama de EE UU

La reina Letizia junto a la primera dama de EEUU, Michelle Obama, quien ha pronunciado hoy en Madrid una conferencia sobre su iniciativa "Let Girls Learn"
La reina Letizia junto a la primera dama de EEUU, Michelle Obama, quien ha pronunciado hoy en Madrid una conferencia sobre su iniciativa "Let Girls Learn"

Michelle Obama y Doña Letizia presiden un acto en favor de la educación femenina: «Es necesario un cambio cultural para combatir la desigualdad», asegura la primera dama de EE UU

«¡Nos ha dado las gracias por venir!». «¡Le he pedido que me diga cómo puedo ayudar en su página!». Un grupo de las más de cinco centenares de niñas que ayer fueron al antiguo Matadero de Madrid por ser el recinto escogido para la conferencia de Michelle Obama compartía a la salida con emoción los «selfies» con la mujer del presidente de Estados Unidos.

La primera dama estadounidense habló ayer con soltura, fuera y, fundamentalmente, buscando empatía con las adolescentes para exponer su proyecto «Let girls learn», una asociación que ideó conjuntamente con su marido y que tiene como objetivo fomentar la educación de las jóvenes en el mundo: alrededor de 62 millones de niñas no completan su educación. «Imaginaos que a los diez años os dicen que tenéis que dejar de estudiar para ayudar en casa a cocinar y casaros cuanto antes», dijo «Mrs. Obama», que aterrizó el miércoles en España para terminar su gira de concienciación después de haber estado en Liberia y Marruecos, acompañada por su madre y sus hijas Melia y Sasha. «En Marruecos, sñolo el 14 por ciento de las niñas de las zonas rurales completan su educación», aseveró, e informó de que en el anterior país africano que visitó hay familias que subsisten con apenas tres euros al día. Michelle Obama quiso concienciar a las jóvenes españolas, haciéndoles ver los afortunadas que son tanto en Estados Unidos como en España. La abogada, que completó sus estudios en Princeton y Harvard, compartió con las jóvenes su propia experiencia, y no tuvo ningún reparo en reconocer sus orígenes humildes de una familia negra de Estados Unidos. «Me dejé la piel para graduarme», aseguró. «Y cuando lo conseguí, lo primero que me preguntaron es cuándo iba a casarme y a tener hijos». El mensaje cultural que percibió era que los hombres y las mujeres «están medidos por varas diferentes», denunció. «Cuando un hombre llega del trabajo y cambia un pañal, es un héroe. Cuando las mujeres lo hacen, nadie lo nota, porque es lo que se supone que debe hacer como madre». Pero Michelle Obama instó a las niñas, provenientes de distintos colegios públicos y universidades, a no sentir compasión por las menos afortunadas y sí a contar sus experiencias en la web de la fundación. «Sé que tenéis mucho que ofrecer al mundo, me muero de ganas por ver vuestro éxito». Tras su discurso, dio paso a Doña Letizia, a la que definió como «amiga y modelo». Aunque se ciñó a su mensaje previsto, la Reina improvisó algunas frases, mezcladas en español y en inglés. «La educación de las niñas está indisolublemente ligada a la justicia social y a la democracia», aseguró, y apostó por el valor de la alfabetización digital, «una de las maneras más eficaces para que millones de niñas no escolarizadas tengan acceso al conocimiento». Doña Letizia improvisó haciendo mención a una película: «Buda explotó de vergüenza», obra de una joven directora de cine iraní que relata las dificultades de una niña para asistir a la escuela en un mundo dominado por los talibanes. Después del acto, Doña Letizia invitó a Michelle Obama a su residencia en el Palacio de la Zarzuela, y mantuvieron un encuentro privado de una hora. Según informa la Casa del Rey, tuvo ocasión de saludar al Monarca y a sus hijas. Zarzuela envió posteriormente imágenes de ambas paseando y conversando por el jardín, en las que se aprecia la gran conexión entre las dos. La anfitriona obsequió a su invitada con dos botellas artesanas de cristal de la Real Fabrica de La Granja, con motivos de «El jardín de las Delicias», por el 500 aniversario de El Bosco. La primera dama de EE UU regresa hoy a Washington, ocho días antes de que sea su marido quien aterrice en nuestro país.