Pensionistas y parados, prioritarios para el Gobierno

Madrid- Dos colectivos especialmente vulnerables por diferentes circunstancias, parados y pensionistas, son objeto de especial atención por parte del Ejecutivo en los Presupuestos Generales del Estado de este año. En líneas generales, las cuentas públicas recogen un incremento de un 4,4 por ciento de los fondos destinados a políticas sociales, que se llevan el 52,6 por ciento del dinero presupuestado por el Estado. En pensiones, las cuentas públicas recogen un gasto de 127.482 millones de euros, un 13,6 por ciento superior al que contemplaban las de 2011.

Para sufragar los subsidios de desempleo, se destinarán 29.727 millones de euros, un 10,1 por ciento más que en el ejercicio anterior. El incremento del desempleo registrado durante la crisis, que empezó a remitir a finales del pasado ejercicio, se ha visto acompañado de un aumento en la partida de las prestaciones de los parados, que ha crecido para amparar a los millones de españoles que buscan empleo.

Otra de las partidas que han crecido de forma importante en los presupuestos de este año es la de transferencias del Estado a otras administraciones públicas. Se ha incrementado un 7,4 por ciento desde 2011. Este apartado es de gran importancia dado que estos recursos sirven para que el resto de administraciones territoriales, empezando por las comunidades autónomas y los ayuntamientos, gestionen servicios públicos tan básicos como puedan ser la Sanidad o la Educación.