Política

Sánchez se bunkeriza esta semana en La Moncloa

Evitará esta semana los actos fuera del recinto de la Presidencia y las comparecencias ante los medios.

Evitará esta semana los actos fuera del recinto de la Presidencia y las comparecencias ante los medios.

Con la resaca de las últimos episodios que han zarandeado la estabilidad del Gobierno aún muy presentes, Pedro Sánchez retoma hoy su agenda en España. Lo hará tras la gira que lo llevó hasta el pasado sábado, durante siete días, por Canadá y Estados Unidos. Los encuentros que allí mantuvo con Justin Trudeau y Donald Trump, su participación en distintos foros e, incluso, el discurso que pronunció ante la Asamblea de la ONU quedaron eclipsados por las polémicas en torno a la ministra de Justicia, por las grabación de sus reuniones con el ex comisario Vilarejo, y al titular de la cartera de Ciencia, a cuenta de la sociedad que el astronauta creó para gestionar sus viviendas. Ambos incendios parecen lejos de apagarse –la oposición ha solicitado la comparecencia tanto de Dolores Delgado como de Pedro Duque para que ofrezcan explicaciones en el Congreso– y en este escenario, al presidente del Gobierno se le acumulan otros problemas: de las presiones de sus socios catalanes para que mueva ficha sobre la situación de los responsables políticos del «procés» en prisión a las dificultades a las que su equipo económico se está enfrentando para tener en tiempo y forma el plan presupuestario que debe remitir a Bruselas en 15 días.

Es éste el contexto con el que Sánchez deberá lidiar desde hoy y en Moncloa han optado por conferirle a su agenda un perfil bajo durante toda la semana, evitando así su sobreexposición mientras se prolonguen los casos Delgado y Duque. Protagonizará seis actos en los que, al menos de momento, no comparecerá ante los medios de comunicación.

Arranca hoy esa agenda con una reunión y un almuerzo de trabajo en el complejo de Moncloa con el primer ministro francés Édouard Philippe. Esta cita no tendrá a su término una rueda de prensa y la cobertura será exclusivamente para fotógrafos y medios audiovisuales. Sin preguntas. Ya por la tarde, Sánchez estará acompañado por tres de sus minitros –la vicepresidenta Calvo y los titulares de Exteriores y de Justicia– en un acto sobre la cooperación entre España y Francia en la lucha contra el terrorismo durante el que Philippe entregará documentos y material intervenidos en el país galo a ETA.

Mañana, el líder del Ejecutivo socialista se reunirá con el fundador del Foro de Davos y el miércoles, dentro de la ronda de encuentros con los responsables autonómicos, recibirá al presidente valenciano, Ximo Puig. Con la agenda liberada de compromisos el jueves, Sánchez cerrará la semana presidiendo la reunión del Consejo de Ministros el viernes. Esa mañana participará también en el South Summit 2018, que acoge el madrileño distrito de Villaverde, con una intervención dentro de la ceremonia de clausura de este congreso tecnológico. Precisamente es éste acto el único que el presidente realizará esta semana fuera de La Moncloa.

Las agendas de su partido, del Congreso y del Senado contribuirán también a la bunkerización del presidente los próximos días. Desde el PSOE no se descarta que el secretario general pueda participar en algún acto de partido, aunque, en todo caso, éste sólo tendría lugar el fin de semana. A ello se añade el hecho de que ninguna de las dos cámaras celebre pleno esta semana. Sánchez no tendrá que enfrentrarse, por tanto, a la sesión de control y a las preguntas de los partidos de la oposición. Algo que ya sucedió la semana pasada con motivo de su gira americana. Mientras tanto, el presidente sigue teniendo pendiente ofrecer posibles fechas al Senado para dar trámite a las dos comparecencias urgentes que el PP ha registrado: la primera, sobre inmigración, y la segunda, para que el presidente dé explicaciones sobre su tesis doctoral.