Sortu: exigir pedir perdón a los presos es un intento de humillación añadida

El portavoz de Sortu, Pernando Barrena, ha afirmado hoy que exigir a los presos de ETA una petición de perdón por el daño causado como condición para que puedan acceder a beneficios penitenciarios supone "un intento baldío de humillación añadida".

Según ha destacado en una entrevista en Radio Euskadi, la declaración que hicieron pública estos reclusos el pasado mes de diciembre ya incluía un reconocimiento del daño causado.

Barrena ha mantenido que pese a que la actual política penitenciaria es una legislación de "excepción"que "no es aceptable"en el actual momento de paz, los presos de ETA mayores de 70 años y enfermos se han acogido a esta ley para pedir su libertad, al igual que los que han solicitado cumplir las condenas en cárceles cercanas a sus lugares de residencia.

"Negarles la libertad sería prevaricar y, en ese caso, lo pelearemos hasta sus últimas consecuencias; lo llevaremos hasta el Tribunal de Estrasburgo y hasta las instituciones que sean necesarias", ha dicho.

En su opinión, y tras el acto de los presos del pasado mes de diciembre, el PNV, el PSE-EE y el PP son ahora los que tienen que reconocer que su estrategia política "también ha ocasionado víctimas que necesitan, a su vez, reconocimiento y reparación"en vez de "seguir empeñados en el mantra de vencedores y vencidos".