Barcelona la ciudad más cara para aparcar en la vía pública

El precio de las zonas azul y verde es el más alto de España

Los residentes sí se benefician en Barcelona de descuentos y el precio de la tarjeta anual es inferior a la media nacional (57,2 euros)
Los residentes sí se benefician en Barcelona de descuentos y el precio de la tarjeta anual es inferior a la media nacional (57,2 euros)

BARCELONA- Un estudio de la Asociación Pro Derechos Civiles, Económicos y Sociales (Adeces), «El Negocio Automóvil para los Ayuntamientos», revela que la Ciudad Condal es la localidad española más cara a la hora de aparcar en la vía pública. Concretamente, en Barcelona, los no residentes pagan por estacionar su vehículo en la zona azul 2,42 euros y 2,94 euros en la zona verde cada hora. En total, se han comparado 18 municipios, incluida la ciudad autónoma de Ceuta. De hecho, ésta, junto a Murcia y Zaragoza, es la ciudad que aplica la tarifa más baja para el aparcamiento de los no residentes.
La media de los importes analizados es de 0,84 euros en zona azul y de 1,18 euros en zona verde por cada hora de estacionamiento en estas áreas. No todas la ciudades ejecutan la tarifa de la zona verde, sólo Palma de Mallorca, Sevilla, Granada, Madrid, Murcia, Valladolid, Oviedo, Salamanca, Bilbao y Logroño, además de Barcelona. Todas sí contemplan el área azul.
Para Adeces, una vez estudiados los datos de cada localidad «el automóvil es uno de los principales instrumentos recaudatorios de ayuntamientos y comunidades autónomas, ya que sobre él recaen los precios del estacionamiento regulado, el impuesto de vehículos y el recargo sobre las gasolinas que aplican algunas comunidades autónomas (céntimo sanitario)».
Por lo que respecta a la zona azul, mientras en Barcelona la hora de aparcamiento se paga a 2,42 euros, en Madrid, Pamplona, Sevilla y Bilbao la tarifa máxima es de 1,1 euros. En Ceuta, Murcia y Zaragoza se paga 0,5 euros si se quiere aparcar en la vía pública marcada como área azul. Estas tres ciudades son las más económicas para los no residentes.
El área de los residentes
En cuanto a la zona verde, ésta permite a los vecinos del barrio acreditados beneficiarse de descuentos pero penaliza el estacionamiento a los no residentes. Los importes mínimos a abonar para aparcar varían también entre los municipios comparados por el informe de esta entidad. Barcelona, con una tarifa de 2,94 euros se sitúa, otra vez como la más cara de las 18 ciudades analizadas. Por su parte, Madrid establece un precio de 2,1 euros en su tramo más alto, doblando así la media nacional. Asimismo, Bilbao también contempla un precio que supera el euro, aunque cargo a los conductores es similar al de la zona azul.
En la parte baja de la tabla, en cuanto a precios se refiere, están Valladolid (0,3 euros), Murcia (0,5 euros), y Oviedo, Sevilla, Granada y Salamanca, que cobran uno 0,60 euros por cada hora de estacionamiento en área verde a los no residentes.
A los que sí son residentes, cada uno de los ayuntamientos que ha implantado la zona verde en las calles de su municipio, se les aplican, previa solicitud, condiciones tarifarias y de pago diferentes. En este sentido, el precio medio es de 57,2 euros anuales. La tarifa más cara en cuando a este tipo de tarjetas es Ceuta que exige 196,6 euros. Y Toledo, con un importe anual de 7,6 euros, es la localidad más barata de España. Granada, Sevilla y Salamanca también sobrepasan la media nacional, mientras las más asequibles son Murcia, Palma de Mallorca, Madrid, Santander y Logroño. Barcelona aplica una tarifa de 48 euros.
«El incremento de estas tasas o impuestos en ciudades de distinto signo político demuestra que los debates sobre congelación o bajada de impuestos forman parte de la teoría más que de la realidad», sentenció Acedes en su informe.