Más inspecciones laborales y controles de velocidad en los próximos meses

Miguel Alejo anuncia también el aumento de efectivos humanos y materiales para luchar contra los incendios.

El delegado del Gobierno celebró por videoconferencia la reunión junto a los jefes de la Policía y Guardia Civil
El delegado del Gobierno celebró por videoconferencia la reunión junto a los jefes de la Policía y Guardia Civil

Valladolid- El Plan de Seguridad del Gobierno para este verano ya está en marcha en Castilla y León. Un programa de trabajo que incrementará las inspecciones laborales para combatir la economía irregular típicas de estas fechas, y aumentará la vigilancia disuasoria en carteras locales y autonómicas especialmente, con mayores controles de velocidad y de alcoholemia. También se llevarán a cabo campañas preventivas de control de velocidad y operaciones especiales de tráfico con apoyo de un helicóptero, en las fechas de mayor previsión de desplazamientos.El delegado del Gobierno de España en nuestra Comunidad, Miguel Alejo, presentaba las líneas básicas de este ambicioso plan, que además reforzará las medidas y los efectivos para luchar contra el fuego y garantizar la seguridad tanto en las zonas turísticas,principalmente en el Camino de Santiago, al ser éste un año Santo Jacobeo, en el que se esperan cientos de miles de peregrinos.Asimismo, los aeropuertos, las estaciones de autobuses y de ferrocarril también serán objeto de una vigilancia especial durante estos meses veraniegos, tanto en personal de seguridad, como de limpieza, mantenimiento e información al público. Además, el Plan hará hincapié en que el agua llegue en cantidad y en calidad a todos los municipios.La lucha contra el fuego será este verano una de las prioridades del Gobierno, ya que se esperan unos meses estivales muy calurosos. Alejo confirmaba que los más de un millar de efectivos que combatirán las llamas en tareas de extinción y vigilancia están ya preparados para actuar si es necesario, así como las cinco bases aéreas para la salida de aviones anfibios y helicópteros.Descenso de los delitosEl delegado del Gobierno ponía a la cooperación institucional y a la colaboración ciudadana existente en nuestra Comunidad, como claves del prolongado y constante descenso del número de delitos en Castilla y León, donde la tasa de infracciones por cada mil habitantes ha descendido un 3,80 por ciento en lo que llevamos de año. Asimismo, avanzaba que desde la Delegación del Gobierno se va a seguir potenciando la proximidad con los ciudadanos, a través de acuerdos con asociaciones y colectivos, especialmente en zonas rurales, porque contribuyen sobremanera a mejorar la seguridad de las personas.Finalmente, Alejo insistía en que los recortes del Gobierno para reducir el déficit público no afectarán a la seguridad ni a los medios que se utilicen para garantizarla.