La Comunidad elimina cien puntos negros en las carreteras regionales en cuatro años

La Vega Media, la Huerta de Murcia, el campo de Cartagena y Alto y Bajo Guadalentín concentran la mayoría de actuaciones.

Ballesta, junto a Guijarro, Sánchez Artés,  y responsables de Ponle Freno, en la eliminación de un punto negro señalizado
Ballesta, junto a Guijarro, Sánchez Artés, y responsables de Ponle Freno, en la eliminación de un punto negro señalizado

MURCIA- Circular por la red de carreteras regional a fecha de hoy es más seguro porque en los últimos cuatro años la Consejería de Obras Públicas ha eliminado cerca de un centenar de puntos negros en las carreteras regionales gracias a actuaciones preventivas y eliminación de zonas de riesgo y tramos de concentración de accidentes.«En las comarcas de la Vega Media, la Huerta de Murcia, el Campo de Cartagena y Alto y Bajo Guadalentín se concentran la mayoría de las obras llevadas a cabo debido a la gran intensidad de tráfico que se registra en las inmediaciones a la capital y a las zonas costeras», indicó el titular del ramo José Ballesta.El consejero explicó que todas estas actuaciones «se ejecutan con diversas soluciones que proporcionan las adecuadas condiciones en los accesos, intersecciones o curvas de radio reducido, a través de la construcción de glorietas, rectificaciones del trazado o la construcción de carriles adicionales, para una mejor ordenación del tráfico y el aumento de la seguridad vial en la red de carreteras de la Comunidad».En la actualidad, la Consejería proyecta el inicio de las obras de supresión de 17 puntos negros en los próximos meses y desarrolla actuaciones sobre otros diez. Así ocurre en la autovía de La Manga del Mar Menor (RM-12), en el tramo comprendido entre Los Beatos y Cabo de Palos, donde se realiza una remodelación de los enlaces con una inversión superior a dos millones de euros.También se ejecuta la segunda fase de la ordenación integral de los accesos de la vía de alta capacidad de Lorca a Águilas (RM-11), con una inversión de 3,7 millones de euros y que dotará a esta carretera de las características de una autovía.Algunas de las soluciones propuestas para suprimir zonas de riesgo para los conductores están comprendidas dentro de grandes proyectos del Ejecutivo autonómico, tal y como ocurre con la construcción de la futura Autovía del Norte (Caravaca de la Cruz-Yecla), que resolverá un punto negro en la actual RM-714, entre el municipio caravaqueño y Calasparra, así como con el siguiente tramo de autovía entre Santomera y Zeneta, en la RM-303 (Santomera-Los Ramos). Todas las mejoras que se realizan en las carreteras de titularidad autonómica contribuyen al descenso de los accidentes de tráfico, en los que en los dos últimos ha disminuido en un 52 por ciento el número de víctimas mortales.